Zoonosis: cómo evitar la transmisión de enfermedades de animales a personas  

Por Gabriela Composto(gabriela.composto@elcafediario.com)

Edición: Florencia Romeo (florenciaromeo06@gmail.com)

La ONU designó el 6 de julio como el Día Mundial de la Zoonosis, con el fin de concientizar sobre la transmisión de enfermedades e infecciones de los animales al hombre, y dar a conocer las formas de prevención. 

Esta fecha conmemora la primera vacuna antirrábica aplicada por Louis Pasteur, en 1885, a un niño de 9 años que había sido mordido por un perro infectado por rabia.

¿Qué son las zoonosis? La Organización Mundial de la Salud (OMS) las define como las «enfermedades infecciosas transmisibles naturalmente desde animales vertebrados al ser humano«.

Algunas de esas enfermedades de los animales pueden ser transmitidas de varias formas, por ejemplo, por algún insecto como el mosquito, que hace de intermediario para llegar a las personas. Otra de las formas es por contagio directo con un animal enfermo, por medio de un fluido corporal, como la orina o la saliva.

En todos los casos, lo fundamental es destacar que son evitables.


Cuidarse es también cuidar a las mascotas


Para concientizar sobre las posibles enfermedades o infecciones que pueden transmitir los animales (por medio de bacterias, parásitos, virus y/o agentes no convencionales), hablamos sobre prevención con Alicia Barreto, médica veterinaria (M.P. 10427) y fundadora del refugio de animales APRANI, con sede en Moreno, provincia de Buenos Aires.  

Doctora Alicia Barreto, fundadora de APRANI. Foto: gentileza de APRANI.

Si bien este tipo de enfermedades empezaron a traer interrogantes a la población después de recibir la información científica de que el Covid-19 (con la consecuencia de una pandemia) se inició por el probable paso del Coronavirus de un murciélago a un humano, no es un tema nuevo ya que «este tipo de contagios lleva siglos entre nosotros y existen más de 200 infecciones en el mundo que cumplen con estas condiciones«, aclara.

En lo relativo específicamente de nuestro país, Barreto explica que «en Argentina las enfermedades más comunes producidas por la transmisión animal-hombre son: rabia, hantavirus, leptospirosis, hidatidosis, triquinosis, brucelosis, psitacosis, fiebre hemorrágica argentina, leishmaniasis visceral, y fiebre amarilla. Alguna de ellas puede producir discapacidad o incluso la muerte«.

Gatito con discapacidad. Foto: gentileza de APRANI.

Consejos para prevenir las enfermedades zoonóticas

Además de transmitirse por el contacto con un animal infectado, pueden llegar al hombre por consumir frutas y verduras crudas mal lavadas.

Se recomienda:

  • Estar al día con el calendario de vacunación de nuestras mascotas, para prevenir contagios.
  • No permitir el contacto de la saliva de nuestros animales en nuestra cara (lengüetazos) 
  • Nuestras mascotas siempre deben estar higienizadas para prevenir contagios de garrapatas o pulgas
  • Si un animal nos araña o nos muerde, concurrir al médico ya que podría ser necesario poner al animal en observación antirrábica
  • En caso de tener aves de granja como las gallinas, utilizar barbijo en el momento de la limpieza de las camas para no aspirar el polvillo que se genera
  • Protegerse de las picaduras de insectos ya que pueden transferir las enfermedades, son los denominados vectores

En cuanto a la higiene en general, es importante:

  • Los roedores son vectores de varias zoonosis, por lo tanto, se deben conservar los alrededores de las casas libres de basura 
  • El dengue es uno de los mayores transmisores de zoonosis en Argentina, por lo tanto, es fundamental evitar dejar elementos con agua estancada.
  • Lavarse bien las manos antes de cocinar y utilizar utensilios limpios
  • Lavarse las manos después de manipular los desechos de los animales. En este caso además desinfectarse con alcohol
  • Prestar atención al manipular carne cruda y evitar utilizar los mismos elementos que se usan para la carne cocida, sino se han limpiado antes. Esto incluye si la carne es la que se les da a las mascotas.
  • Es desaconsejable comer los alimentos crudos. En el caso de las verduras, deben lavarse bien, con un remojo previo de 30 minutos en agua con 3 gotitas de lavandina por cada litro de agua 
Perrito con tratamiento de fisiatría. Foto: gentileza de APRANI.

Sobre APRANI

La Asociación Protectora de Animales (APRANI) es una fundación sin fines de lucro, creada en 2006 por Barreto, médica veterinaria recibida en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y que se especializa en etología y fisioterapias.

Consultada sobre las patologías más tratadas, señala: «Algunas de ellas son: displasia de cadera, enfermedades degenerativas de las articulaciones, mielopatía degenerativa, epilepsia, artrosis y artritis«.  

Como «los animales suelen tener los mismos problemas de salud que los humanos«, para algunos tratamientos se utilizan terapias alternativas como homeopatía, antroposofía e inmunoterapia, sumado a la fisioterapia, el ultrasonido y la acupuntura, que comenzó a usarse en animales hace relativamente poco.

En la actualidad conviven más de 200 animales rescatados, entre los que hay perros, gatos, conejos, aves, caballos, tortugas  y chanchos. 

La perrita Mariana en su sesión de acupuntura. Foto: gentileza de APRANI.

La situación en la que fueron rescatados varía y va desde las denuncias policiales hasta el abandono por parte de sus familias, o simplemente de la calle. 

En el predio de la asociación se les brindan todos los cuidados necesarios de alimentación, y en cuanto a los gastos para realizar las tareas, todo se mantiene gracias al aporte de las personas que apadrinan a los animales, de quienes adoptan y de donaciones.