Vacaciones

Por Sergio Omar Rodríguez.
Abogado Laboralista, docente y escritor

Terminan las fiestas de fin de año y llega el primer trimestre de 2023, en el que la mayoría de los trabajadores en relación de dependencia planifican la temporada alta del período vacacional de verano.

Las vacaciones son un derecho de los trabajadores que se encuentra normado de carácter de orden público a través de las especificaciones de la Ley de Contrato de Trabajo.

Las vacaciones son un período de descanso anual, que tiene por finalidad que el trabajador pueda recomponerse física y psicológicamente del trabajo arduo del año.

En nuestro país las vacaciones están reguladas por la Ley de Contrato de Trabajo, pero también los convenios colectivos de trabajo pueden -según así lo convengan en cada actividad-, aumentar los días mínimos de ley.

Específicamente, las vacaciones están comprendidas en lo que respecta al plazo de su duración en el artículo 150 LCT que refiere: «el trabajador gozará de un período mínimo y continuado de descanso anual remunerado por los siguientes plazos:

a) De catorce (14) días corridos cuando la antigüedad en el empleo no exceda de cinco (5) años.
b) De veintiún (21) días corridos cuando siendo la antigüedad mayor de cinco (5) años no exceda de diez (10).
c) De veintiocho (28) días corridos cuando la antigüedad siendo mayor de diez (10) años no exceda de veinte (20).
d) De treinta y cinco (35) días corridos cuando la antigüedad exceda de veinte (20) años.
Es importante que, para poder gozar de las vacaciones, el trabajador deberá contar con un período mínimo de prestación de tareas

La licencia comenzará en día lunes o el siguiente hábil si aquel fuese feriado. Tratándose de trabajadores que presten servicios en días inhábiles, las vacaciones deberán comenzar al día siguiente a aquel en que el trabajador gozare del descanso semanal o el subsiguiente hábil si aquel fuese feriado.

También es importante aclarar que se computarán como días trabajados los días en que el trabajador no preste servicios por gozar de una licencia legal o convencional, o por estar afectado por una enfermedad inculpable o por infortunio en el trabajo, o por otras causas no imputables al mismo (licencias causadas por enfermedades inculpables y/o accidentes-enfermedades profesionales).

En aquellos casos en que el trabajador no llegue al tiempo mínimo de prestación de tareas por su antigüedad, podrá tener vacaciones las cuales se calcularán de acuerdo a 1 día de vacación cada 20 días efectivamente trabajados.

Respecto al período de otorgamiento, el empleador debe conceder el goce de vacaciones de cada año dentro del período comprendido entre el 1. de octubre y el 30 de abril del año siguiente.

La fecha de iniciación de las vacaciones debe ser comunicada por escrito, con una anticipación no menor de cuarenta y cinco (45) días al trabajador, ello sin perjuicio de que las convenciones colectivas puedan instituir sistemas distintos acordes con las modalidades de cada actividad.

Finalmente, es importante que los trabajadores sepan que los empleadores además de otorgar las vacaciones, deben abonar el período de vacaciones por adelantado.