Un paseo por la Gran Manzana

Por Anabel Silvero

Uno de los lugares más visitados y más conocidos del mundo es New York, en Estados Unidos. Esta ciudad, una de las más cosmopolitas del mundo, es visitada por unas 40 millones de personas cada año. Turistas locales y de diferentes lugares del mundo.

¿Por qué atrae tanto esta ciudad? No hay una respuesta única a esta pregunta. Quizá se trate de sus inmensos rascacielos, que viéndolos por la noche con sus luces encendidas desde Dumbo en el distrito de Brooklyn, son un espectáculo encantador. O quizá sea el hermoso Central Park, el pulmón verde de la ciudad, cuyo recorrido nos puede llevar un par de días para cubrirlo por completo ya que atraviesa toda la ciudad y tiene muchos interesantes puntos para ver, como por ejemplo Strawberry Fields. Lugar en donde se encuentra la placa de Imagine, canción que recuerda a uno de los artistas más importantes de todas las épocas: John Lennon.

No podemos olvidar a la bella dama situada sobre el río Hudson,  que solía dar la bienvenida a aquellos valientes que decidían empezar una nueva vida en el nuevo mundo. La Estatua de la Libertad fue un regalo que el gobierno francés  le entregó a Estados Unidos por la conmemoración de su Independencia, y hoy en día es uno de los monumentos más famosos y visitados del mundo. Se puede recorrer Liberty Island, la isla donde se encuentra, y también subir hasta su corona, siempre que reserven sus boletos con un par de meses de anticipación, ya que son muchos quienes no quieren perderse la increíble vista desde allí.

El Time Square, a pleno.

Esta es también una de las ciudades que parece no dormir nunca. Dar un paseo por Times Square a la noche es enceguecerse ante tantos carteles iluminando sus calles. Allí podremos tomar un descanso y sentarnos en sus escaleras rojas desde donde podremos apreciar cómo transcurre la vertiginosa vida en esta ajetreada ciudad.

Muy cerca de este lugar podremos disfrutar algunas de las obras de teatro y musicales más aclamados alrededor del mundo. Es en Broadway donde los artistas le dan vida a los personajes de obras teatrales y musicales más populares de todos los tiempos. 

Para los amantes de las compras, caminar por la Quinta Avenida es todo un placer. Las mejores marcas se encuentran en esta zona, donde muchas veces no nos quedará otra alternativa que tan sólo mirar, ya que algunos precios pueden ser prohibitivos para la mayoría de los bolsillos.

Claro que no podemos pensar en New York sin asociarla a los grandes negocios y las finanzas, por lo que el Distrito Financiero nos sorprenderá con sus gigantescos edificios de acero y la figura de un toro a la cual una niña sin miedo le hace frente. Este bello símbolo representa la lucha de las mujeres para lograr la igualdad en un mundo dirigido mayoritariamente por hombres. 

Y por supuesto que aquellos que disfruten de los placeres del buen sabor, aquí podrán encontrar comidas de todo tipo y origen. Para el día podrán optar por probar algún kebab, típica comida árabe, en alguno de los food trucks que se encuentran en casi todas las esquinas principales; o bien recorrer algún mercado, como el Chelsea Market donde podremos tener un lindo paseo, saborear muchas cosas ricas y tal vez llevarnos algún recuerdo para nuestras casas. Para aquellos que disfrutan una cena lenta en un ambiente acogedor, no le faltarán opciones para elegir algún romántico restaurant por Little Italy.

New York ofrece tanto para ver y hacer, que es difícil que podamos recorrerla por completo en una primera visita. Habrá aquellos que la aman y aquellos que no tanto debido a la vida intensa y a veces al límite que transcurre por sus calles llenas de tráfico, con gente corriendo por todos lados. Es cuestión de darle una oportunidad y ver qué pensamos de esta gran manzana iluminada.

El Cafe Diario punto com

Medio cooperativo. Periodismo.

Un comentario sobre “Un paseo por la Gran Manzana

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: