«Un crimen argentino» confirma que, sin cuerpo, no hay delito

Por Gabriela Composto (gabriela.composto@elcafediario.com) y Vanesa Preli (vanesapreli@gmail.com

Edición: Florencia Romeo (florenciaromeo06@gmail.com)

¿Alguien puede desaparecer así nomás, esfumarse sin dejar rastro? ¿Ni una huella? ¿Nada? Sólo testigos de la última noche en un cabaret, acompañado por mucho alcohol. Con una trama que va sumando capas y capas imprevisibles, Un crimen argentino es un film que atrapa de manera efectiva.

Lucas Combina dirige este thriller que está basado en la novela homónima de Reynaldo Sietecase y con un elenco que integran Nicolás Francella, que viene estrenando seguido, Matías Mayer, con un amplia trayectoria que incluye varias nominaciones en teatro musical, y Malena Sánchez como trío protagonista, secundado por actores que brillan en cualquier papel que les toque jugar: Luis Luque, Alberto Ajaka, Rita Cortese, César Bordónvy Darío Grandinetti, como participación especial.

Reynaldo Sietecase, autor del libro y Lucas Combina, director del filme, la noche del estreno. Foto: @tanbravaphoto.

El Café Diario estuvo presente en la avant première de Un crimen argentino y cubrió la red carpet por donde desfilaron los protagonistas, el director, el autor del libro e invitados que fueron especialmente para la proyección. Entre ellos Guillermo Francella con su esposa y su hija Johanna, los periodistas María O´Donnell, Ernesto Tenenbaum y Diego Iglesias; los actores Jorge Marrale, Gastón Soffritti, Gastón Cocchiarale, Agustín Cachete Sierra, Cande Molfese y Paula Reca, entre otros.

Con la frase «Sin cuerpo, no hay delito» como bandera, los secretarios de un juzgado de instrucción Carlos Torres (Matías Mayer) y Antonio González Rivas (Nicolás Francella) investigan, en 1980, un caso de aparente secuestro extorsivo, en la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe, en plena dictadura militar, lo que hace dudar sobre el accionar de las fuerzas de seguridad ante un posible caso de desaparición de persona.

El protagonista Nicolás Francella siempre con el apoyo de Guillermo. Foto: @tanbravaphoto.

Con pistas más o menos fiables y poco respaldo, más allá de lo que ofrece el juez (Luis Luque), intentan resolver el caso donde un comerciante de muy buen pasar económico desapareció y por el que piden rescate a su familia.

¿Está secuestrado?¿Sigue vivo? ¿O es un burdo intento de estafar a su familia? Según las pruebas, todas las respuestas a estos interrogantes son el posible motivo de que no haya vuelto a su hogar.

El abogado Mariano Márquez (Darío Grandinetti), socio de la víctima en cierto negocio dudoso, es quien está en la mira tanto del juzgado como de las fuerzas de seguridad. Pero… ¿hay pruebas?

Matías Mayer es el abogado que investiga la desaparición junto al personaje de de Nicolás Francella. Foto: @tanbravaphoto.

Como uno de los abogados está por emigrar a España, se dispone a que éste sea su último caso, el cual quiere cerrar antes de esa fecha. Pero las complicaciones se suman y los días pasan.

Si bien por el momento sigue en cartel con muy buena repercusión, después de su paso por las salas de todo el país, Un crimen argentino se podrá ver desde la plataforma HBO Max.

César Bordón, otro de los actores del filme, donde encarna a un militar que maneja más de un hilo. Foto: @tanbravaphoto.
Luis Luque, que interpreta al juez que investiga el caso del filme, en la red carpet. Foto: @tanbravaphoto.
Matías Mayer y Alberto Ajaka. Foto: @tanbravaphoto.
Los periodistas Diego Iglesias y María O’Donnell. Foto: @tanbravaphoto.
Luis Rubio. Foto: @tanbravaphoto.
Agustín Cachete Sierra. Foto: @tanbravaphoto.
Gastón Cocchiarale y Mariana Blanco Vitorero. Foto: @tanbravaphoto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.