Toda la belleza de Miyazaki reestrenada en pantalla grande

Por Gabriela Composto ([email protected])

Edición: Florencia Romeo ([email protected])

Con el Studio Ghibli Fest, el público argentino puede disfrutar por primera vez, en forma de festival, de algunas de las más aclamadas películas de Studio Ghibli, el reconocido estudio de animación japonés fundado por su director insignia, Hayao Miyazaki, junto a Isao Takahata y Toshio Suzuki.

El ciclo, presentado por la cadena Cinemark Hoyts y la distribuidora cinematográfica Cinetopia, comenzó a fines de enero con Ponyo y el secreto de la sirenita (2008).

Imagen de Ponyo.

En este momento se encuentra en cartel Mi vecino Totoro (Tonari no Totoro), el clásico que data de 1988, a 35 años de su estreno original que, parcialmente basada en su infancia, «apunta a ser una película feliz y reconfortante, un relato que permita a la audiencia irse a casa con un sentimiento positivo, agradable«, dijo Miyazaki.

Un clásico del cine de animación: Mi vecino Totoro.

También se puede ver El castillo ambulante (2004) y se esperan La princesa mononoke (1997) y por último, El viaje de Chihiro (2001), ganadora del Oscar a Mejor película de animación.

Imagen de El castillo ambulante.

Las funciones de Studio Ghibli Fest estarán disponibles en todos los complejos Cinemark Hoyts a nivel nacional, con funciones en español y subtituladas. Y hasta ahora lo que se puede apreciar es la notable recepción del público ante el reestreno en pantalla grande de estas joyas de la animación, lo que se demuestra con las salas llenas en todos los horarios y con la particularidad de que incluye una gran cantidad de adultos sin niños, algo que siempre lo diferenció de la Disney.

Imagen de La princesa Mononoke.

¿Cierre o impasse?

En diciembre pasado, el Studio Ghibli publicaba un tweet con un boceto que parecía un pájaro, «¡Se ha anunciado el nuevo largometraje del director Hayao Miyazaki y Studio Ghibli! How do you live (título tentativo) se estrena en los cines de Japón el 14 de julio de 2023«.

El tweet que comunicó las esperadas novedades.

Y comenzó la cuenta regresiva para los amantes de las producciones del estudio nipón y más que nada de las realizadas por el octogenario director, que lo hizo famoso. Como vives (como es su título en español) es un clásico de la literatura japonesa, escrito por Genzaburo Yoshino.

Después de Kimitachi wa do ikiru ka -su nombre en idioma original aunque aún sin terminar de definir- Hayao Miyazaki dejará de dirigir a sus 82 años, recién cumplidos. Esto no sería raro, si el estudio no hubiera anunciado su cierre, aunque más en forma de pausa, en agosto del 2014 justo después del retiro de Miyazaki al jubilarse.

El célebre Hayao Miyazaki.

Un impasse para reflexionar sobre el futuro, sobre cómo trabajar y adaptarse (o no) a los cambios de la industria donde la animación tradicional, que aunque logra secuencias de ensueño, podría estar quedando vieja (?) y poco se apuesta a ella.

Toshio Suzuki, socio fundador junto a Miyazaki, en ese momento comentaba: «Sobre qué hacer con el futuro de Studio Ghibli, es imposible de seguir produciendo (películas) para siempre. Sin embargo, ahora vamos a hacer una breve pausa para considerar hacia dónde queremos ir«.

Por amor al nieto

Lo que se sabe es que, en 2016, ya estaba en producción con la idea de estrenarse en los Juegos Olímpicos en Tokio en el 2020. Con la pandemia todo se retrasó, pero además se le debe sumar la forma de trabajar. Los primeros 40 minutos fueron realizados a mano, cuadro por cuadro, algo que llevó aproximadamente 3 años.

El denominado maestro de la animación japonesa, decidió hacer esta última película dedicada a su nieto. Y cuenta la historia de un adolescente de 15 años que pierde a su padre, y el camino que transita por cumplir con su último deseo: que se convierta en una buena persona.

Siendo un obsesivo del detalle y del trabajo del fotograma a mano, renunció más de una vez a utilizar CGI (Computer Generated Imagery), aludiendo que «Dibujar en el papel es lo fundamental de la animación«. Sin dudas, el proceso artesanal de Studio Ghibli hace brillar sus productos, que, combinados con lo digital (por ejemplo para colorear los fotogramas), prácticamente no tienen competencia en la calidad visual y lo que logra transmitir.

Otro clásico de Miyazaki: El viaje de Chihiro.

A Corea del Sur no le gusta esto

Como director, la última película de Miyazaki era hasta ahora Kaze Tachinu (El viento se levanta) de 2013, nominada al premio Oscar, y con la presencia de celebridades internacionales en sus doblajes al inglés: Josep Gordon-Levitt, John Krasinski, Stanley Tucci, Martin Short y Elijah Wood.

Basada en una novela corta del mismo nombre, escrita entre 1936 y 1937, por Tatsuo Hori, trata sobre un ingeniero aeronáutico que diseña un avión de combate Zero, fue usado en la Segunda Guerra Mundial para el ataque a Pearl Harbor. Eso le valió algunos críticas que lo acusaban de «glorificar la guerra y el imperialismo japonés«.

El Parque de diversiones Ghibli

El Ghibli Park abrió en noviembre del 2022 y está dividido en cinco zonas temáticas. No tiene grandes atracciones sino que es un lugar para recorrer y sentirse inmerso en el mundo de las películas de Miyazaki. Se encuentra a 40 minutos de la ciudad de Nagoya, en la región de Aichi, dentro del Parque conmemorativo de la Expo de Aichi, lugar donde ya se encontraba la reproducción a escala real de la casa de Satsuki y Mei, de Mi vecino Tototo.

Y un detalle no menor es que no talaron ni un sólo árbol, sino que se realizó respetando el entorno natural.