Román Riquelme, llave del poder en el Boca que viene

Por Roberto Martínez

Daniel Angelici está dando pasos muy firmes para mantener el poder en el Club Atlético Boca Juniors, y entre ellos está contemplado el ingreso protagónico de Román Riquelme.

Según ha podido saber El Café Diario, el presidente del club xeneize, con el conocimiento de Mauricio Macri -máximo mandatario de la Nación-, quien monitorea la política interna de la entidad, ya han decidido que Rodolfo César ‘Royco’ Ferrari sea el candidato a la presidencia en las elecciones de este año. Reforzado en la campaña, nada más ni nada menos, que con el ingreso del máximo ídolo del club en toda su historia.

Un sondeo interno de la entidad revela que ‘Royco’ Ferrari, actual vicepresidente primero de la entidad, goza de notable prestigio social y es muy valorada su empatía con los medios de comunicación. Esta inmersión para focus group exhibe mejor posicionado al empresario agro-industrial chaqueño que a Cristian Gribaudo, dirigente apadrinado por Angelici, surgido del riñón de la Unión Cívica Radical (UCR), quien es la otra opción oficialista a retener la poltrona de Brandsen 805.

De Román Riquelme, poco se puede agregar. Se trata de la figura más aglutinante de Boca Juniors. Reúne tal grado de consenso social que muchos socios le proponen directamente como candidato a la mismísima presidencia del Club en este 2019. Angelici y Macri ya lo saben. Por eso se mueven para evitar que se convierta en su adversario político.

Los primeros movimientos de Daniel Angelici en este sentido para acercarse al ídolo y captarlo para que se sume al equipo oficialista, son de público conocimiento. Entre él y Macri son muy conscientes de la llegada que tiene El 10 a las multitudes boquenses, y están dispuestos a incorporarle a su lista para darle poderes plenos en la organización del fútbol profesional con tal de no resignar su cuota de poder en la que fue la plataforma de ambos para ingresar en el panorama político nacional.

Román Riquelme, el mayor ídolo de la historia de Boca Juniors puede terminar siendo clave para el dúo Angelici-Macri.
Román Riquelme, el mayor ídolo de la historia de Boca Juniors puede terminar siendo clave para el dúo Angelici-Macri.

El dirigente Marcelo London, directivo de máxima confianza de Mauricio Macri que acompañó la exitosa primera gestión de Carlos Bianchi como entrenador auriazul, es el elegido para funcionar como nexo en su momento entre el mayor emblema de la institución y la dirigencia.

Tanto para quien preside la República como para quien monitorea las operaciones de los servicios de Inteligencia y en los juzgados de Comodoro Py, fichar a Riquelme se ha convertido en el objetivo más importante para despejar el camino de cara a la victoria en los próximos comicios de diciembre.

Año electoral en diversos ámbitos de relevancia, 2019 abre el telón con estrategias definidas tanto en Boca Juniors como en la República Argentina. Mauricio Macri espera que en el club que presidió las cosas se precipiten como en la política nacional. Con la oposición fracturada y manejable gracias al combo tráfico de influencias más discurso mediático.

Si bien no le ayudó la derrota de Boca frente a River Plate en la superfinal de la Copa Libertadores celebrada en Madrid, y aunque tampoco parece ayudarle la realidad nacional, el titular del Poder Ejecutivo experimenta una leve mejoría de su imagen en las primeras encuestas preelectorales más allá de la fuerte crisis socio-económica que experimenta la sociedad argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *