Responsabilidad humana tras la ola de calor y la necesidad de un cuidado especial

Por Francisco Fondoso (franciscofondoso@gmail.com)

Editado por Bia Viteri (viteri.bia@gmail.com)

Ha llegado con temperaturas muy altas 2022. Aunque el récord en Argentina sigue siendo el registrado el 29 de enero de 1957, con 43,3 grados Celcius (43,3°C), durante la ola de calor de este verano se han alcanzado temperaturas sostenidas que han sobrepasado los 40°C.

El calentamiento del planeta no es una falacia ni una casualidad; hay un trasfondo en el cambio climático y la contaminación ambiental, que afectan a toda la humanidad.

El calentamiento global provocó las altas temperaturas vividas durante la ola de calor.

El calentamiento del planeta no es una falacia ni una casualidad; hay un trasfondo en el cambio climático y la contaminación ambiental, que afectan a toda la humanidad…»

El efecto invernadero

La luz del sol entra a la tierra y no se retira debido a los gases del efecto invernadero, que son provocados por los seres humanos al cubrir sus necesidades energéticas para hacerle frente a la vida cotidiana. ¿Un ejemplo? La quema de combustibles, la deforestación, el deterioro de la agricultura.

Estos gases provocan que el calor quede atrapado y se expanda, dando como resultado elevadas temperaturas, como las que este verano atraviesa Argentina. Y es en las ciudades más grandes donde la sensación de calor es más prolongada, dado que el asfalto conserva el calor durante mayor tiempo y tarda más en enfriarse.

Estrategias del Ministerio de Ambiente

Uno de los trabajos fundamentales del grupo de desarrollo de Sustentabilidad Climática, que lleva a cabo el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, es promover estrategias de desarrollo con bajas emisiones de gases de efecto invernadero a largo plazo. Básicamente, se trata de ubicar formas de enfrentar la transformación climática y el recrudecimiento de los fenómenos meteorológicos en diferentes zonas del país.

Hidratación y pobreza

Una alta densidad de población que habita junto a las autopistas de las ciudades más grandes del país no tienen suficientes recursos para poder comprar un aparato de aire acondicionado o un ventilador. Por ello, en lo que queda de enero y durante febrero, millones de personas van a estar expuestas a problemas de salud que pueden surgir debido a este fenómeno.

«Muy pocas ciudades del país cuentan con agua ciento por ciento potable como para que los habitantes puedan hidratarse sin contraer alguna enfermedad a corto o largo plazo…»

Por otro lado, muy pocas ciudades del país cuentan con agua ciento por ciento potable como para que los habitantes puedan hidratarse sin contraer alguna enfermedad a corto o largo plazo, pese a que beber agua forma parte de los cuidados básicos que se debe tener, sobre todo, en estos tiempos.

Agua potable, recurso indispensable para hidratarse sin peligro.

En caso de hipertemia

Es fácil darse cuenta de que una persona tiene hipertermia, nombre que se le atribuye a la alta temperatura corporal. Sus síntomas son: mareos, náuseas, vómitos, piel seca y enrojecida, entre otros.

Las personas mayores de 60 años son más propensas a atravesar esta situación; lo que se debe hacer ante un caso como este es llamar a una ambulancia, acostar a la persona afectada, elevar sus piernas, evitar el aglomeramiento a su alrededor para que no le falte el oxigeno y refrescar la parte trasera del cuello y muñecas.

Cuando hay altas temperaturas, los animales también sufren de hipertermia; es común que vomiten, tiemblen o tengan alteración en la saliva. Para impedir estas reacciones, es aconsejable mantenerlos hidratados en lugares frescos y agradables; regular los horarios de paseo (de preferencia durante las primeras horas de la mañana o al atardecer); no agotarlos con juegos o actividades, sino dejarlos descansar.