Proyecto de Seguridad Argentina Integral, lo que hay que saber

Por Roberto Martínez

El aumento exponencial de la violencia en Buenos Aires y en el resto del país ha inspirado la creación de una agrupación de profesionales de la seguridad que trabaja en capacitar a las fuerzas de orden público y a la ciudadanía en general para alcanzar la excelencia en técnicas de defensa, al punto de saber cómo reducir delincuentes aunque estos se encuentren en posesión de armas.

El director de Proyecto de Seguridad Argentina Integral (PSAI) es Roberto Oviedo, experto en el arte marcial del karate, quien después de competir a nivel internacional dedicó su vida a estudiar e investigar el desempeño de las fuerzas policiales locales, como así también internacionales, para desarrollar esta iniciativa. Se trata de un cuerpo de élite que busca que los agentes de policía novatos que se suman a la fuerza perfeccionen sus conocimientos a fin de evitar ser ejecutados por su falta de experiencia. La organización se encuentra enfocada también en brindarle técnicas de protección a las mujeres en un clima de época que ha elevado de manera alarmante las muertes a causa de la violencia de género.

Roberto Oviedo, durante una de las jornadas de capacitación especial que brinda a las fuerzas de seguridad.

La agrupación se esmera en comunicar que el proyecto no contradice las políticas institucionales de las que dependen las fuerzas policiales, como así tampoco las órdenes internas de los superiores inmediatos”. Instructores de artes marciales; licenciados en Seguridad, Recursos Humanos, Criminalística y formadores de asistencia al 911; coaches policiales; sociólogos; psicólogos; abogados; médicos legistas; especialistas en Inteligencia Criminal; forenses en telefonía celular; instructores de tiro táctico y de Fuerzas Especiales; y más, conforman una red integrada por profesionales de España, Francia, Estados Unidos, Colombia, Canadá y Alemania, entre otros países.

“La variante en esta preparación especial que brinda el PSAI -revela Oviedoes el kyusho, arte marcial basado en el estudio de los puntos vitales del cuerpo humano y en saber a la perfección cómo manipularlos para controlar el movimiento físico o los sistemas de soporte vital como es la respiración, con el propósito de que en caso de conflicto o enfrentamiento se pueda actuar de forma inmediata. El Kyusho puede resultar tan peligroso como cualquier otra práctica profesional, si se ejerce sin moderación y/o sentido común”.

El Proyecto está a favor de un mayor nivel de seguridad pública y en contra de la delincuencia. La inseguridad y la violencia delictiva son problemas complejos que requieren una solución integral. Su fundador y el gabinete que lo acompaña observan que se necesita ejecutar proyectos de inversión con horizontes de mediano y largo plazo, y a la vez atender las necesidades sociales inmediatas a través del control policial. Consideran que la criminalidad es multicausal, que su estudio requiere un enfoque multidisciplinario, y que la aplicación de las políticas públicas de seguridad debe hacerse con criterio geográfico y con la participación de múltiples actores.

Como no existe una solución universal para reducir el delito, no basta una sola teoría, práctica o método. El delito tiene una dimensión espacial, por lo tanto sus posibles soluciones tienen que ser diferenciadas, acorde con las circunstancias y los recursos disponibles en un momento y un lugar determinados. Un método muy sencillo para aplicar este principio geográfico, se basa en 7 etapas básicas. Recolección de información; análisis e interpretación de la información; selección de estrategias; elaboración de programas; capacitación; implementación; monitoreo y evaluación.

Kyusho, el arte marcial basado en el estudio de los puntos vitales del cuerpo humano y en saber a la perfección cómo manipularlos para controlar el movimiento físico.

El PSAI se propone reestructurar el sistema educativo policial bajo estándares de calidad en formación de cuadros, capacitación contínua en servicio, cursos para ascenso, cursos de actualización, entrenamiento en destrezas; desarrollar programas de formación de formadores, formación de líderes para alta dirección y gerenciamiento de la seguridad pública, formación de técnicos en especialidades policiales, y servicio de entrenadores policiales. Asimismo sugiere elevar la tasa de policías de 5 a 8 agentes por cada 1.000 habitantes.

La organización destina para la preparación en el área de la violencia de género a un grupo de 25 profesionales especializados en materia de seguridad ciudadana y psicológica con una vasta trayectoria, para lograr la optimización de los recursos aplicables. En apenas un mes de 2019 ya son cerca de 30 las muertes que se han tenido que lamentar a causa de femicidios. El método de PSAI consiste en aplicar de manera integral un sistema en el que la mujer pueda defenderse de un ocasional agresor o de una amenaza constante a la que el sistema legal no logra darle una solución efectiva para preservar su integridad y su vida.

Especialistas en defensa personal, abogados y profesionales en el marco de la concientización (coaching ontológico y neurocientíficos) dictan cursos de 8 horas por jornada, en el que las participantes salen con otra perspectiva y conocimiento respecto a su persona y la propia protección en defensa de su integridad física. Las clases tienen un máximo de 100 inscriptos por día por razones de control en las lecciones, y han tenido un éxito de concurrencia en distintas provincias.

Un comentario sobre “Proyecto de Seguridad Argentina Integral, lo que hay que saber

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *