«Pieró», un musical sobre el amor, el cuidado y el respeto

Por Luján Gassmann ([email protected])

Edición: Florencia Romeo ([email protected])

Convertido en un clásico del teatro musical europeo, representada y aclamada en múltiples escenarios de todo el mundo, llegó a Buenos Aires Pieró, el espectáculo del aclamado compositor holandés Guss Ponsioen, basado en la novela del filósofo y escritor francés Michel Tournier.

Pieró es un musical para toda la familia, en el que cuatro actores recrean la cotidianeidad de una pequeña ciudad italiana y cuentan la historia de Colombina y Pieró, los títeres protagonistas, quienes desde niños parecían estar destinados el uno al otro, pero sus caminos van cambiando las cosas. 

Se trata de una obra de coproducción suizo-argentina, que se da por primera vez en idioma español, según la traducción de Jorge Arbert, quién junto a Hernán Matorra, director del musical, aportan sus letras en esta versión dirigida por Gastón Marioni, con quien charló El Café Diario.

Gastón Marioni, director del musical Pieró. Foto: Instagram.

¿Qué significa hacer un musical para con la particularidad de que los protagonistas son muñecos?

Trabajar con títeres es contar con un recurso más, de los tantos que se puede valer una representación para público familiar, como una textura más que multiplica la narración. Los títeres tienen sus códigos, sus procedimientos, que influyen en la puesta en escena y eso hay que articularlo con todo el lenguaje del teatro musical.

¿Los títeres hacen un aporte especial?

Sí, está claro que tienen una magia singular, que se produce frente a la mirada de quien ve, tanto en las infancias como en los adultos, lo que también es muy cautivador.

Teniendo en cuenta que Pieró es un clásico que ha recorrido el mundo, ¿qué fue en particular lo que más lo atrapó de esta obra?

La partitura musical. Sale de lo común, de lo ya escuchado, de lo conocido, tiene una finura y una exquisitez que realmente me conmovió. Por otro lado, la tríada de Colombina, Palettino y Pieró es una fórmula conocida de la Commedia dell’Arte, que invita siempre al juego y, en este caso, no fue la excepción.

Jorge Arbert y Frida León Beraud, dos de los titiriteros del musical. Foto: gentileza entrevistado.

Si bien en la sala se escuchan las risas, también permite reflexionar sobre los vínculos y el amor. ¿Cuál es la respuesta de la gente? ¿Qué comentarios les llegaron del público?

La gente repite la palabra “ternura», y creo que la obra va por ese lado, alude a la ternura del amor, la ternura como un modo de vincularnos, opuesto a la guerra, al odio, a la intolerancia. Nos da la sensación de que, en medio de tanta velocidad, de tanta preocupación por la vida diaria, la ternura gana terreno y convoca a una especie de respiro sobre la obra.

Pieró

Teatro Picadero

Enrique Santos Discépolo 1857, CABA

Miércoles a las 19

Hernán Matorra y Frida León Beraud. Foto: gentileza entrevistado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *