La NBA jamás te defrauda

Por Lucas Scinardo Ratto

El ego argento le hace pensar a muchos que la República Argentina es el centro del mundo. Sin embargo, la NBA sigue su curso normal a pesar de no tener un solo compatriota en la temporada que ha comenzado hace ya tres meses. El vacío dejado por Emanuel ‘Manu’ Ginóbili será un espacio que difícilmente se vuelva a llenar.

A pesar de esa ausencia en la mejor liga del planeta, su proceso evolutivo no se detiene. Es bueno analizarla para que aquellos que la ignoran o simplemente se desinteresan de ella, puedan verla con mayor claridad y, acaso, esperar un chispazo de pasión que permita prenderse a alguno de sus juegos más atrapantes.

Año tras año la NBA se expande. Lo que comenzó siendo una liga solamente para pocos en Estados Unidos, la globalización hizo que cada vez más partidos se pudieran transmitir a cada rincón del mundo y con mayor frecuencia. Por eso, ya no nos resulta extraño ver camisetas de distintas franquicias por las calles de nuestro país. Están en todos lados.

¿Cómo funciona la NBA?

El sistema de competición es simple. Son 30 franquicias (equipos), de las cuales 29 son de Estados Unidos y una sola de Canadá (Los Toronto Raptors). Las mismas se dividen en conferencias (Oeste y Este) habiendo 15 equipos por cada costa. Las conferencias en divisiones son aguja de otro pajar. Cada equipo juega un total de 82 partidos, sí 82, por temporada regular en un lapso de poco más de 7 meses. Pensar que hay deportes en los que algunos protagonistas se molestan por jugar dos partidos por semana.

Si bien juegan todos contra todos (local y visitante), los puntajes se dividen por conferencia. Es decir, cada franquicia suma puntos en relación a la conferencia de la cual es parte. En definitiva, solamente 8 equipos por conferencia logran clasificarse a los playoffs.

Un aro en las calles de Estados Unidos. La cuna de la pasión por la NBA.

¿Qué son los Playoffs?

Sin dudas es el momento más esperado por todos, la postemporada. En el mismo se cruzan los ocho mejores equipos del oeste y los ocho mejores del este, en un duelo al mejor de 7 partidos (traducido: tenes que ganar cuatro juegos para pasar de ronda, sino ¡Go Home!). El octavo de cada conferencia juega contra el primero de la suya. El séptimo contra el segundo y así sucesivamente. Una vez se supera la primera ronda, se avanza a las semifinales de conferencia, después finales y, una vez ganadas las conferencias, se disputan las apasionantes NBA Finals, en las que se enfrentan los ganadores de cada lado. Las Finales también cumplen con la metodología anterior.

¿Cuál es la franquicia favorita?

Los máximos ganadores son los Boston Celtics (17 campeonatos), pero esta temporada, como las anteriores, la franquicia con mayores posibilidades a llevarse el anillo son los Golden State Warriors. Los jugadores del equipo ganador, además del trofeo llamado Larry O’Brien, se calzan un anillo de campeón en sus respectivos dedos anulares. Los GSW tienen un equipo de ensueño. Realmente un Dream Team. Los 5 jugadores titulares del equipo, son All-Stars. Cuando promedia cada temporada, la gente vota a los mejores 24 jugadores de la liga, que protagonizan el Juego de las Estrellas. Ok, los Golden State Warriors tienen a todo su plantel abonado a ese partido.

Además de poseer una nómina descomunal, los Warriors han cambiado la manera de jugar al básquet y están haciendo historia. Se basan en un juego exterior (básicamente viven del tiro de tres puntos), lo cual en décadas pasadas era impensado.

¿Quién es el mejor jugador actual?

En el fútbol hay quien intenta dividir las aguas entre Lionel Messi y Cristiano Ronaldo. En el basquet hay un ganador claro y absoluto en la actualidad. LeBron James. Decir que otro es mejor que él es quizá faltarle el respeto. LeBron ha ganado 3 titulos NBA y juega actualmente en Los Angeles Lakers.

Lebron James, considerado la máxima figura de la NBA en la actualidad. (Foto: Daniel Hughes)

¿Qué es el Draft?

En esta instancia, también apasionante por la forma en que pujan los equipos, las franquicias eligen a las mayores promesas del basquet, no solamente norteamericanas, sino mundiales (Ginóbili fue elegido allí por los San Antonio Spurs). El Draft le permite a los equipos más débiles de un año seleccionar a los jugadores que deseen para la siguiente campaña, nivelando la competición en el corto/medio plazo. Es decir, aquel peor equipo de la última temporada tiene más posibilidades de elegir primero.

¿Quién es la máxima promesa actual?

Sin duda se trata de la respuesta más difícil de responder. El jugador que está rompiendo todos los paradigmas y lo preestablecido es Luka Doncic (realmente sigan a este chico). Nació en Eslovenia. A los 12 años ya estaba en la cantera del Real Madrid, debutando profesionalmente a los 16, y siendo el jugador más joven en hacerlo. En el Real Madrid ganó 3 ligas, 2 Copas del Rey, 1 Intercontinental y 1 Euroliga (la Champions League del básquet), convirtiéndose en el MVP (jugador más valioso) más joven de la historia. Además consiguió el EuroBasket (la Copa de Europa) para su selección. Como no podía ser de otra manera, fue el MVP del torneo más joven de la historia. Actualmente Doncic, de 19 años,  juega en los Dallas Mavericks y ya lleva varios records en su haber.

¿Te aburrís por las noches y no sabés qué mirar? La mejor liga del mundo es un gran plan y se puede seguir de cerca un torneo que transpira pasión. El último le puede ganar al primero, siempre hay sorpresas, sobran los talentos. No se trata solamente de un partido, de un deporte. Cada juego es un show. La NBA jamás va a defraudarte.

El Cafe Diario punto com

Medio cooperativo. Periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *