La música lírica regresa de la mano del Sr. y la Sra. Gómez

 Por Patricia Sobrino (www.instagram.com/turmia.ok)

Edición: Florencia Romeo (florenciaromeo06@gmail.com)

Ella se apellida Gómez; él, también. Ella es soprano; él, tenor. Carolina y Marcelo Gómez son dos cantantes líricos cuyas vidas se encontraron y juntos emprendieron un camino personal y profesional, cuya meta es enarbolar la bandera de la música lírica para reivindicarla.
Su show «Sr. y Sra. Gomez» es un espectáculo en el que se combinan el pop lírico, la comedia musical, la ópera y la canzoneta italiana con un toque de humor. Son más de 90 minutos a pura emoción, con un repertorio que incluye música de películas, clásicos de la ópera y de la música de Italia.

¿Cómo comenzó la historia real del Sr. y la Sra. Gómez?

Carolina: Fue la vida la que se encargó de hacer surgir lo nuestro, como cantantes y como pareja.
Marcelo: Nuestras historias son muy distintas y muy parecidas a la vez, porque no tenemos familiares que sean cantantes, arrancamos en esto de la música y de la lírica desde cero, la vida nos encontró y se dio esto de hacer el camino juntos tanto en lo laboral como en lo personal. En realidad, fui yo el que la invitó a ella a cantar en un show hace mucho tiempo, antes de ser pareja. Éramos compañeros de trabajo y ahí empezamos a cantar juntos.

¿Siempre se dedicaron a la música lírica?
Marcelo: Nosotros hicimos teatro de texto, incursionamos bastante en comedia musical, protagonizamos musicales importantes en calle Corrientes, y la vida nos fue llevando a los dos a incursionar en otros lugares, investigar en la forma de cantar, en el canto. Y en determinado momento entramos juntos al instituto del Teatro Colón.
Carolina: En mi caso, decidí probar en el Colón porque me aburrí de la comedia musical. Pero no lo digo mal, desmereciendo a la comedia. Cuando digo me aburrí, es que me sentí con la inquietud de explorar nuevas experiencias y ahí me planteé: «¿Qué puedo hacer?» y decidí probar en el Colón. Me presenté, entré y ahí descubrí lo lindo que es cantar ópera. Por eso, lo mejor que uno puede hacer es mantener la inquietud viva.

Carolina y Marcelo en pleno show de «Sr. y Sra. Gómez«. Foto: Patricia Sobrino.

¿De qué se trata el espectáculo «Sr. y Sra. Gomez«?
Carolina: Es un show en el que mezclamos varios estilos musicales, no es sólo de ópera. Se trata de una mezcla de show lírico con stand up. Obviamente elegimos cosas que a nosotros nos gustan, que nos significan y nos divierten. Hay bastante humor. Siempre nos gusta incorporar experiencias, como por ejemplo cantar sin micrófono para que la gente sienta esa vibración de la voz cuando caminamos entre las personas. También hay ciertos gags que sabemos que funcionan y pivoteos de un track a otro. Si bien interpretamos los mismos temas, cada show es muy diferente porque hay un ida y vuelta con el público que lo hace distinto del anterior.
Marcelo: Es un show bastante espontáneo, no fue planificado. Hay algunas cositas guionadas que tampoco nos sentamos a escribirlas, sino que se fueron dando. Creo que lo lindo de nuestro show es que la gente se siente parte del espectáculo. La clave de nuestro éxito es el intercambio, nosotros bajando al nivel de la gente, y que la gente esté al nivel de nosotros.

 Carolina y Marcelo en su show en la sala Cástor y Pólux. Foto: Patricia Sobrino.

¿Qué criterios utilizan a la hora de elegir los temas del show?
Marcelo: Los temas, al igual que el show, se fueron dando, No es que dijimos “vamos a usarlo porque está de moda”. Simplemente nos gustaron y los agregamos.
Carolina: Lo que sí nos interesa es que los temas digan algo, que tengan una historia.
¿También realizan eventos privados?
Marcelo: Sí, hace muchos años que hacemos shows privados que son más cortos que el que presentamos en el teatro. Ese tipo de eventos nos sirven un montón, sobre todo como aprendizaje. Por ejemplo, fueron los que nos dieron esa versatilidad de ponernos a hablar con la gente y hacerla participar del show. 

«Sr. y Sra. Gómez» sigue agregando funciones. Foto: Patricia Sobrino.

¿Ven viable la posibilidad reivindicar la música lírica y de imponerla como moda?

Carolina: Sería algo interesante. Hoy en día hablás con un adolescente y no tiene ni idea de qué es la ópera, ni la lírica. Entonces nosotros tomamos esta bandera de decir: «¿Qué podemos hacer nosotros?» y plantearnos cómo podemos seguir haciendo esta música, que es eterna. Nos interesa transmitir la idea de que no hay que entender la música ni tampoco la ópera. Queremos quitarle el cartón que se generó a través de los siglos con esta música. Tal vez la mayoría de las personas no sabe que hay traducciones, que siempre hay una pantalla en la que podés ver la letra, que presenciar un espectáculo lírico es accesible económicamente. Muchos piensan que ir al Colón es caro, e ignoran que hay entradas por 500 pesos.
Marcelo: Es más caro ir a ver un recital de cualquier cantante de moda que ir al Colón. Hay mucha mentira que la gente se la cree y vive reproduciendo. Muchas personas que nunca escucharon ópera, tienen un prejuicio sin haberla conocido. No sé si lograremos imponer la lírica en estos tiempos, pero cuando un espectador se emociona con alguna de nuestras interpretaciones, nuestro trabajo y nuestro objetivo ya está cumplido y con eso ya nos sentimos felices.

¿Qué mensaje les dejarían a esas personas?
Marcelo: Que se animen y vengan a un espectáculo lírico. Yo creo que a cualquier persona que venga a nuestro show, aunque no tenga ni idea de ópera, se le va a poner la piel de gallina con alguno de los temas que interpretamos. Algunos de los que cantamos fueron compuestos hace más de 300 años y uno no entiende cómo esa música se mantuvo vigente a lo largo de todo ese tiempo y hasta ahora sigue emocionando a la gente. Hay algo que no se puede explicar, tiene una magia, tiene algo, que no sé si los géneros más modernos lo tienen.

¿Tienen algún artista al que admiren o tomen como fuente de inspiración?
Pavarotti. El trascendió la ópera. Gracias a él, hoy en día nosotros estamos acá, porque si él no hubiera organizado y realizado esos conciertos en los ‘90, la ópera estaría más muerta que de lo que está actualmente.

«Sr. y Sra. Gómez«

Teatro Cástor y y Pólux

Tacuarí 955, CABA

Domingo 28 de agosto a las 20

Entradas por Plateanet