Kobayashi: «Los jugadores argentinos juegan bien y saben cómo ganar»

Por Guillermo Tagliaferri ([email protected])

Edición: Florencia Romeo ([email protected])

Toru Kobayashi desarrolló su pasión de juvenil futbolista en Argentina entre 2011 y 2015. Llegó desde su Japón natal, cuando tenía 18 años, para sumarse a las divisiones inferiores de Argentinos Juniors, luego pasó a Nueva Chicago -donde se coronó campeón en Cuarta División- y más adelante estuvo en Centro Español. Posteriormente jugó en Paraguay y en Lituania, hasta que una lesión cortó su carrera de futbolista.

En el tiempo vivido en nuestro país, Kobayashi se argentinizó. Poco le costó aprender el idioma, entre un curso para extranjeros en la UBA y en el día a día con sus compañeros de fútbol. Incorporó y disfrutó el mate, el choripán, el asado, las empanadas y el fernet; hizo muchas amistades, que aún conserva, y recibió un apodo, que lo sigue identificando: Pato o Patito, como lo bautizaron sus ex compañeros de cancha. 

Kobayashi en su etapa en Nueva Chicago, donde fue campeón en Cuarta División.
Foto: gentileza entrevistado.

En la actualidad, continúa vinculado al fútbol, en el rol de representante de jugadores, en Japón y sin olvidar su fuerte vínculo con la Argentina, esa tierra a la que arribó con todas sus ilusiones y que significó el impulso de su carrera. Desde su hogar en Tokyo, Kobayashi respondió a la entrevista de El Café Diario.

¿A qué se dedica en la actualidad?

Soy agente de fútbol, trabajo con los jugadores y con la gente de los clubes. La realidad es que estoy más con los jugadores, siempre tratando de mantener una buena relación con ellos y trabajando al full para que puedan subir al nivel más alto posible. Hablo mucho con ellos, siempre estoy preguntándoles cosas: «¿Cómo te sentiste el partido pasado?, ¿Te molesta algo?, ¿Está todo bien con el club?, ¿Qué te dijo el director técnico?”.

¿Y cómo es su trato con los directivos de los clubes?

Me junto con los dirigentes del club o con el director deportivo. Vemos que están buscando para el próximo mercado de pases, qué posición necesitan, si buscan futbolistas de afuera. Siempre intento sacar la máxima información posible para cumplir los requisitos que piden.

¿Por qué decidió ser agente y no seguir jugando o ser técnico? 

Me retiré del fútbol por una lesión. La verdad, ser técnico o ser profesor no me llamó mucho la atención. A mí siempre me gusto hacer negociaciones. Y los representantes negocian con gente de los clubes. Más que nada quería seguir en el ambiente del fútbol, así que decidí hacerme agente de jugadores. 

Toru Kobayashi en Bélgica, donde estuvo recientemente negociando futbolistas.
Foto: gentileza entrevistado.

Los beneficios de su pasado 

¿Encuentra alguna ventaja, en su actual función, por haber sido futbolista? 

Es una ventaja muy grande para mí, porque yo sé lo que sienten y piensan los jugadores. Entonces, sé que cómo tengo que tratar con ellos. Por ejemplo, cuando un jugador no está jugando o se termina su contrato a fin de año, se preocupa mucho y anímicamente no está bien. Sé mucho cómo es ese dolor y esa tristeza y entiendo que necesita un apoyo especial. Para entender esas cosas, nada mejor que alguien que haya sido jugador de futbol, ¿no? Por eso para mí es una gran ventaja haber sido futbolista profesional. 

¿Tiene planeado representar jugadores de Argentina?

Ojalá un día pueda.  Sé que no es fácil sumar un jugador argentino. Pero algún día espero poder trabajar con futbolistas argentinos.

Añoranzas de la lejana Argentina 

¿Qué recuerdos tiene de su experiencia como jugador en Argentina?

El fútbol argentino es muy competitivo. Para mí, los jugadores argentinos no sólo juegan bien sino también saben cómo ganar. Saben a la perfección cómo es el fútbol. Para mí fue una muy linda experiencia y me sirvió mucho cuando fui a jugar a Europa. Hay que tener huevos para jugar en el fútbol argentino. Y las hinchadas son impresionantes, cantan todo el tiempo. En otros continentes no existe esa pasión. 

El exfutbolista japonés en su paso por Centro Español, en Primera D.
Foto: gentileza entrevistado.

Y de la vida afuera de las canchas, ¿qué extraña de nuestro país?

De Argentina extraño muchas cosas. Comer asado con mis amigos, tomar unos mates juntos… Y también las mujeres argentinas, ja, ja. 

¿Está al tanto del fútbol argentino? 

Sí, aunque en verdad, últimamente no tanto como quisiera. No me pierdo ningún superclásico por TV. Y tengo amigos que están jugando en Primera División, si me dan los tiempos siempre trato de mirar sus partidos. 

El Mundial, la alegría y la decepción de Japón

¿Cómo se vivió en Japón la actuación de su Selección en el Mundial de Qatar?

Nuestro sueño ya se terminó, lamentablemente perdimos contra Croacia por penales. Pero le ganamos a Alemania y a España, dos selecciones muy fuertes. Eso quiere decir que el fútbol japonés está creciendo y subiendo a un nivel bastante alto. Eso me pone muy feliz. Ahora mi sueño es tener un propio jugador propio en la Selección japonesa y que participe en un Mundial.

Kobayashi en un estadio de España, desarrollando su nueva función de agente de jugadores. Foto: gentileza entrevistado.