José Luis Chilavert lanzó su candidatura oficial a presidente de Paraguay

Por Guillermo Tagliaferri (guilletaglia60@gmail.com)

Edición: Florencia Romeo (florenciaromeo06@gmail.com)

Hace cuatro años, antes de que la pandemia de coronavirus sacudiese al mundo entero, José Luis Chilavert durante el festejo de su cumpleaños, en un restaurant del barrio porteño de Las Cañitas, le confió a un grupo de amigos presentes: «Me voy a presentar como candidato a presidente de Paraguay. No en las próximas elecciones porque hay poco tiempo, pero para las siguientes sí».

Intercalado con sus múltiples actividades comerciales y empresariales, Chilavert empezó, desde aquel anuncio, a introducirse en el mundo de la política. Manteniendo reuniones, asesorándose, trazando planes y programas. Y mostrándose firme y decidido en su determinación de pelear por la presidencia de su país. 

En las últimas horas hizo el lanzamiento oficial en sus redes sociales: «Tras reflexionar y sentir la responsabilidad de construir un mejor Paraguay, decido hacer formal mi candidatura a Presidente para que nuestro pueblo vuelva a sentirse orgulloso de ser paraguayo» posteó el ex arquero.

Chilavert, de 56 años, aseguró: «Tenemos el compromiso para con los jóvenes que están siguiendo nuestros pasos y para los futuros que vendrán, dejaremos un Paraguay que nos haga decir desde nuestros corazones: orgulloso de ser paraguayo».

Los afiches de la candidatura del ex arquero de Vélez y la Selección guaraní a la presidencia de su nación. Foto: @guilletaglia.

Filoso en sus declaraciones públicas, se lo puede encasillar con postulados de derecha y de liberalismo y enemigo del populismo y de la política tradicional. No oculta su identificación con los presidentes de Brasil, Jair Bolsonaro y de Uruguay, Pedro Lacalle Pou y en Argentina con el precandidato, Javier Milei, con quien se reunió y fotografió recientemente en Asunción. 

Milei y Chilavert se reunieron recientemente y mostraron coincidencias ideológicas y políticas. Foto: Twitter.

En encuestas realizadas en Paraguay, Chilavert registra un alto porcentaje de «imagen positiva» y de «intención de voto». Tras renunciar al Partido Colorado, se candidatea de manera independiente. 

Sus proyectos

En la página web que sostiene su campaña, el ex futbolista detalla sus propuestas para las áreas de Educación, Bienestar, Economía, Energía, Infraestructura y Seguridad. 

Propone incrementar al 7% del PBI en educación (actualmente es el 4%), afirmando que «es fundamental permitirles a los paraguayos acceder a las habilidades del siglo XXI aumentando su productividad dentro de un mercado competitivo». Postula «incorporar la tecnología como medio pedagógico y realizar procesos de mejora en el modelo de aprendizaje, información y comunicación».

En el ámbito económico, el candidato promete «hacer foco en la inversión para el desarrollo productivo y competitivo» y pretende «una economía en crecimiento que permita proteger la calidad de vida de nuestro pueblo, priorizando a los sectores más vulnerables».

Chilavert está dispuesto a encarar una lucha contra un mal común de varios países: «La corrupción en las compras públicas, es uno de los frenos más importantes para el crecimiento de la economía. Es nuestro deber generar acciones que permitan trazabilidad y acceso a la información pública».

José Luis Chilavert hizo oficial el anuncio de su candidatura a presidente de su país. 

Para combatir la inseguridad, a la que califica en «en franco crecimiento en los últimos años», Chilavert afirma: «Es fundamental contar con recursos humanos, técnicos y operativos de excelencia en las distintas instituciones de seguridad. Fortaleciendo el equipamiento y la formación, obtendremos más y mejores herramientas que posibiliten estar un paso adelante del delito, generando acciones de prevención».

Su exitosa carrera deportiva

José Luis Félix Chilavert desarrolló una fructífera trayectoria en el fútbol, innovando en el puesto de arquero ya que no solo atajaba, sino que también utilizaba la potencia y precisión de su pie izquierdo para patear tiros libres y penales y convertir goles. 

Su fuerte y avasallante personalidad acrecentaron su potencial. Cara de malo, gestos adustos y gritos dentro de la cancha, contrastaban con su estilo solidario –aportó dinero, pidiendo evitar la difusión, para onerosos tratamientos médicos (entre ellos el del destacado escritor paraguayo Augusto Roa Bastos, fallecido en 2005), o viajes de deportistas y jamás se negó a movidas benéficas– afuera de los campos de juego. 

Alcanzó su máximo esplendor jugando en Vélez Sarsfield, siendo una de las piezas vitales del equipo de Carlos Bianchi campeón de Argentina, América y el Mundo. También tuvo picos altos en la Selección de Paraguay, cuyo arco defendió en los Mundiales de Francia 1998 y Japón-Corea 2002.

En su época de gloria en Vélez acumuló atajadas, goles, títulos y ovaciones. Foto: Vélez Sarsfield.

Sportivo Luqueño, Guaraní, San Lorenzo, Real Zaragoza, Racing Estrasburgo y Peñarol completaron su currículum de futbolista.

Elegido mejor arquero del mundo en tres ocasiones (1995-97 y 98), convirtió un total de 62 goles en partidos oficiales a lo largo de su carrera.