Inflación: ¿funcionará otro plan de control de precios después de las elecciones?

Por Rebecca Arakelman (elcafediariopuntocom@gmail.com)

Edición: Florencia Romeo (florenciaromeo06@gmail.com)

Roberto Feletti, el secretario de Comercio Interior, se refirió al plan que se viene para bajar la inflación el próximo mes tras el congelamiento de precios. Según sus planes, se verá una baja en los precios de alimentos y un aumento en el consumo.

En este sentido, el funcionario anticipó lo que tiene en mente para cuando termine el congelamiento de precios, ya que será un punto donde puede saltar inflación reprimida.

Es por eso que para Feletti, la salida «tiene que ser una canasta amplia que sirva de ancla para los ingresos populares» porque, de lo contrario, «no habrá política de ingresos que aguante»

Además reconoció que el incremento de la canasta básica «se comió» las paritarias. 

«La idea es lograr una canasta regulada, consensuada y estable para los argentinos, para que estas frustraciones no ocurran, al menos, en los alimentos», puntualizó el funcionario.

Según un relevamiento, en Capital Federal y el Gran Buenos Aires hay un 85% de cumplimiento en abastecimiento y un 99% de cumplimiento en precios.

 «Se empieza a ver una suba del consumo. Hay una demanda de los productos que están en los precios cuidados ampliados. Eso también revela que hay un consumo postergado, expansión del consumo hacia fin de año», remarcó en declaraciones a El Destape.

La Subsecretaria de Comercio Debora Giorgi y el secretario de Comercio Interior Roberto Feletti en el Mercado Mayorista Cooperativo de la UTT. (Fuente: Cuenta de Roberto Feletti en Twitter)

Inflación: hay números que dicen lo contrario

El relevamiento mensual del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCi) entre comercios de barrio de la provincia de Buenos Aires, indicó que hay diferencias de precios de hasta 72,9% entre los acordados por la Secretaría de Comercio Interior y lo que venden los pequeños comercios de barrio del conurbano. 

«Los precios congelados no llegan a los negocios de cercanía del conurbano. El valor de la Canasta de Alimentos a precios reales es de un 10,91% más caro que si se aplicaran los precios máximos del gobierno», explicó Isaac Rudnik, director del Instituto.

Asimismo, los precios de los alimentos de la Canasta Básica (CBA) en los comercios de cercanía en octubre aumentaron 2,47%: frutas y verduras incrementaron en promedio el 3,92%, seguido por almacén con el 2,51%; y carne con 1,78%. 

De esta manera, la inflación interanual de los alimentos llegó al 48,4% y las diferencias que se encuentran son, por ejemplo, del 73% en el café; el 69% en la leche; el 58% en el aceite; y el 38,14% en la yerba mate.

En teoría, los precios congelados deben estar vigentes hasta el próximo 7 de enero. Sin embargo, sólo abarca a las grandes cadenas de supermercados.

Mucha concentración y pocas nueces

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), en septiembre la canasta básica alimentaria tuvo un aumento interanual de 54,5% y el índice de precios al consumidor, de 52,4%. 

Todos los meses se espera con preocupación los números de la inflación que brinda el Instituto de Estadísticas y cencos (INDEC). (Fuente: página web oficial del INDEC)

A esto se suma que el rubro de alimentos y bebidas no alcohólicas muestra los signos mensuales por encima del promedio general y que 22,7% del gasto familiar se destina a alimentos, pero en hogares de los sectores más vulnerables el promedio sube a 36%.

En este sentido, desde el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) explicaron que la inflación es multicausal. Seis grandes cadenas de supermercados e hipermercados, de origen nacional e internacional, concentran el 80% de las ventas en el país:

  • Carrefour (Francia), 
  • Cencosud (Chile), dueña de las tiendas Disco, Jumbo y Vea
  • Coto (Argentina)
  • Walmart (Argentina, adquirida en 2020 por el empresario y exdiputado Francisco De Narváez) que incluye la cadena Chango Más
  • La Anónima (Argentina) 
  • Día (España)

El 74% de la facturación de los productos de góndola en esas cadenas corresponde a apenas 20 empresas, locales y extranjeras, rubros donde priman los duopolios.

Por ejemplo, en el rubro lácteo, una sola compañía vende 9 de cada 10 litros de leche. Se trata de la empresa argentina Mastellone, dueña de La Serenísima

Al mismo tiempo, tiene el dominio del 70% del mercado de los subproductos como yogures en asociación con la rancesa Danone.