La indignación de José Luis Espert con los piquetes en el centro porteño

Por Víctor Santacruz (elcafediariopuntocom@gmail.com)

Edición: Florencia Romeo (florenciaromeo06@gmail.com)

Desde muy temprano, diversas organizaciones sociales de la Unidad Piquetera han cortado los accesos a la Ciudad de Buenos Aires y la han mantenido aislada. Los bloqueos generaron inconvenientes en el tráfico y José Luis Espert, candidato a diputado nacional por Avanza Libertad, ha sido uno de los miles de afectados.

Espert expresó su enojo a través de su cuenta de Twitter y apuntó contra el accionar de la policía: «ustedes deberían meterlos en cana porque no nos dejan transitar», sentenció.

El referente liberal hizo su descargo mediante un video, en el que conversa con varios automovilistas, también afectados por el corte.

«La policía cuida el corte… es una locura», expresó el economista, manifestando su descontento tanto con los movimientos sociales que cortaron los accesos como con la decisión policial de no liberar el tránsito.

Este corte es el primero a nivel nacional desde la asunción de Aníbal Fernández como ministro de Seguridad de la nación.

La medida piquetera se hizo extensiva a todos los puntos del país. El principal reclamo es hacia el ministro de Desarrollo Social de La Nación, Juan Zabaleta, para que brinde respuestas sobre los problemas de desocupación, hambre y pobreza en los que está sumergido el país. 

En la ciudad de Buenos Aires los cortes se hicieron en las principales arterias de acceso la Ciudad: la autopista Buenos Aires-La Plata, el Puente Pueyrredón, el Puente La Noria, la Autopista Dellepiane, el Acceso Oeste, el Puente Saavedra, la Avenida General Paz y la ruta 3. La mayor concentración, frente al Ministerio de Desarrollo Social.

Ante la consulta de los medios de comunicación, Aníbal Fernández se desligó de la situación. El mandatario consideró que el operativo de seguridad es una tarea «exclusiva y excluyente» de la policía de la Ciudad, y que solamente lo federal serían los puentes y las vías que conectan la Capital Federal con el Gran Buenos Aires.

A su vez, declaró que si bien no van a utilizar la fuerza para controlar la manifestación, tampoco van a tolerar la violencia por parte de las agrupaciones.