«Génesis», la exitosa obra que va por su cuarta temporada

Por Gabriela Composto (gabriela.elcafediario@gmail.com)  

Edición: Florencia Romeo (florenciaromeo06@gmail.com)

La obra de teatro «Génesis» nace de los encuentros que solían tener los amigos Gastón Ares, Ezequiel Sagasti (autor de la obra) y Florencia Cappiello, que son pareja y desde hace muy poco, padres de Renato. Cuando en plena pandemia, se abrió una pequeña luz para la actividad artística y mientras comentaban sobre la noticia de que se podía tener el 30% de aforo en las salas, Ares consultó a la pareja sobre que iban a hacer en el verano y coincidían en el destino: Mar del Plata. Así surgió la idea de hacer temporada.

A Sagasti se le ocurrió una idea para escribir y fueron detrás de ella, que fue como un sueño medio inspirador. Comenzaron los ensayos todos los días, mientras él iba escribiendo el texto. Hoy, después de dos nominaciones a los premios Estrella de Mar, la cuarta temporada los encuentra en plena calle Corrientes, a sala llena y con un público fiel que reconoce haber ido más de una vez.

La obra

Rubén (Gastón Ares) y Pocha (Florencia Cappiello) son hermanos, comparten departamento, pero sus personalidades son completamente opuestas. Ella es una estudiante que intenta llegar bien preparada a un examen para poder recibirse y él es un volado, buscador de coincidencias, fanático de cualquier elemento (místico o no) que lo lleve a intentar descifrar cada cosa que pasa en el día: teorías conspirativas, cábalas, determinaciones del zodíaco. Todo mezclado, sin sentido aparente y manejándolo en la cotidianeidad como única verdad.

La necesidad de un arreglo urgente en la casa hace que llamen al service, un plomero llamado Génesis y ya nada será lo mismo. Para Pocha es quien solucionará el problema hogareño, pero para Rubén esa persona es parte de un plan supremo para cambiarles la vida. Esta situación trastoca la convivencia (ya alocada, por cierto) sin dejar de lado las situaciones cálidas y amorosas de esa relación de hermanos tierna y, por sobre todo, cercana y llena de amor.

Gastón Ares, Gonzalo Gravano y Florencia Cappiello agradecen el festejo del público. Foto: @gacomposto.

El Café Diario conversó con un Gastón Ares multifacético, que si bien en «Genesis» interpreta a Rubén, actualmente también es parte del elenco de «El primero de nosotros» –se ve en Telefé y Paramount+–, donde es el tercero en discordia en la pareja que forman Damián De Santo y Nicolás Tacho Riera, y de «Entrelazados», producción de Disney+.

¿Empezaron a ensayar sin tener la obra terminada?

En menos de un mes, desde que se informó el 30% de aforo hasta el día de la fecha de estreno y sin tener la obra 100% escrita y ensayada, apalabramos para hacer funciones de jueves a domingos y explotó el Teatro Cinco Sentidos en Mar del Plata. Fue realmente un éxito y hasta nos nominaron para los Premios Estrella de Mar como Mejor Autor Nacional y Mejor Comedia Dramática.

Gastón Ares caracterizado como Rubén. Foto: @gaston_ares.

Después de tanto camino recorrido y de las nominaciones a los premios Estrella de Mar, ¿cómo se vive esta cuarta temporada?

Justamente eso es un gran propulsor. El acompañamiento en los premios, o cuando nos nominan, es como todo ese combo, más allá obviamente de lo más importante que es que el público te elija. En esta temporada uno de los factores que le dio energía al proyecto fueron las nominaciones, pero hay un montón de cosas que se ven y que no se ven en escena, que nosotros hacemos como equipo, como amigos y en defensa también del teatro, de lo que nos apasiona, de mostrar nuestro arte, de hacer llevar a la gente un mensaje alentador.

Y la gente sigue volviendo y recomendando.

Esto surgió en plena pandemia, así que la obra tiene un mensaje hermoso y creo que el público, al elegirnos y al volver, algunos por cuarta o quinta vez, nos demuestra que realmente la obra es la fiesta que es.

Una comedia mística

Es una obra que funciona muy bien, se ve que el público disfruta y responde. ¿Le hicieron algún cambio para esta nueva temporada?

Los personajes se van mimetizando, en algún punto, porque empezamos a manejar un registro muy similar, se empieza a generar una simbiosis entre todos que, cuando vean esta cuarta temporada quienes vinieron a ver las anteriores, lo van a notar muchísimo y los que no, se van a llevar un viaje de diversión extraordinario. El público nos llama «la comedia mística».

Los personajes de Pocha, Génesis y Rubén en el flyer de prensa y promoción de la obra.

Se los ve a los tres muy en sintonía, y sabiendo que «Génesis» fue antes interpretado por dos actores distintos, ¿conectaron enseguida como se percibe desde la butaca? 

Estamos los tres en sintonía constantemente. Hemos trabajado con otro actor que era Tupac Larriera que estuvo en la primera y la segunda temporada y Gonzalo Gravano está desde la tercera. Hicimos un casting, tratamos de probar el actor que creíamos indicado para seguir el lineamiento con el cual veníamos trabajando, y no tardamos mucho en vibrar en la misma sintonía que es lo que también la obra estaba solicitando, y era el registro que habíamos encontrado que funcionaba en Mar del Plata. Creo que es algo que va en potencia siempre.

Génesis es un personaje ideal para manejar el doble sentido. ¿Improvisan alrededor de este plomero tan particular? 

El personaje de Génesis maneja el doble sentido, pero no es un personaje con el cual improvisemos en absoluto. Es un trabajo muy actoral, artesanal, muy técnico y profesional. Puede haber lugar para la improvisación ante una situación que lo amerite, pero no buscamos la finalidad de hacer el famoso morcilleo, como se decía antes. Hay mucha técnica, disciplina, enfoque, y todo tratando de potenciar milimétricamente para cada una de las funciones siguientes, y eso da cuenta de ese crecimiento que antes mencionaba.

Mercurio retrógrado

¿Cómo se lleva con las cábalas y con darle a todo, de alguna forma, un significado de tono espiritual, es team Pocha o team Rubén?

Nos lo preguntan mucho. A veces hacemos vivos o a veces subimos en nuestras redes sociales contenido referido a esto. En este caso yo, que interpreto el personaje de Rubén, antes de tomar este personaje me sentía muy identificado con Pocha. Empecé a mimetizarme y a averiguar, y a entender la lógica y la coherencia de las distintas creencias, y hay algunas que están estupendas. Empecé a tratar de moverme del lugar en el cual estaba y aprender, como trato de aprender de cada personaje que me toca.

¿Qué le pasa a Rubén?

Este personaje es creyente de todo lo cosmológico, de todas las cábalas habidas y por haber, de todo lo esotérico, astrológico-planetario; llevado obviamente al fanatismo. En resumidas cuentas, en la vida real yo sería un poquitito más team Pocha, que no cree absolutamente en nada.

Después de todo, ¿se podría decir que nadie está ni tan loco ni tan cuerdo?

Podríamos decirlo tranquilamente, sólo depende de quién o cuántas personas miran a la o las personas que están siendo miradas. Así que el fanatismo para el costado y que prevalezca la unión, la amistad, la familia y el amor. Obviamente el teatro cumple esa función y nosotros, desde la pandemia, tuvimos este impulso hasta heroico, si se quiere (o por lo menos a veces nos lo han marcado así) de salir en plena pandemia cuando la gente no se animaba a ir prácticamente a la calle, a llevar un espectáculo a Mar del Plata, siendo uno o tal vez el único espectáculo, habría que chequearlo, que desde Buenos Aires se movió hasta la costa para que el teatro vaya para adelante, para que la cultura esté siempre activa. El teatro y las actividades artísticas con protocolos funcionan estupendo y como cualquier movimiento artístico, deberíamos de cuidarlo entre todos porque es patrimonio nacional.

«Génesis«

Sábados a las 22:30

Teatro Multiescena

Av. Corrientes 1764, CABA

Entradas por Plateanet