Emma Thompson entra en la carrera por los Oscar con «Buena suerte Leo Grande»

Por Gabriela Composto (gabriela.elcafediario@gmail.com)

Edición: Florencia Romeo (florenciaromeo06@gmail.com)

En «Buena suerte Leo Grande«, el universo femenino se muestra desde la óptica de una maestra jubilada, que acaba de enviudar, y que después de haber creído por mucho tiempo que lo de ella era conformarse, ya no siente que su vida esté en una meseta ni mucho menos por terminar, sino que tiene que darse la oportunidad de empezar a vivirla. Simplemente quiere probar lo que supone que le faltó durante todos estos años, para poder sentirse completa.

Sophie Hyde es la directora de esta producción en la que durante 97 minutos casi todo ocurre en una habitación de hotel, y con sólo dos personajes Nancy Strokes (Emma Thompson) y Leo Grande (Daryl McCormack). En un momento ínfimo -pero en una escena reveladora- surge un personaje secundario y en otro ambiente, pero con muy poco tiempo en pantalla, apenas lo justo, un acierto de la directora. 

Emma Thompson y Daryl McCormack filmaron casi por completo en una sola habitación de hotel. Foto: prensa y promoción del film.

En busca de buen sexo

Sí, sexo, eso eso es lo que quiere esta sesentona, ¿y qué? ¿Acaso no debería sentir deseo por su edad? ¿Por qué no hacer realidad esas fantasías que estuvieron atrapadas tanto tiempo? Y claro, fácil no es, por eso contratar a un trabajador sexual es el comienzo de la aventura.

Su esposo era sinónimo de familia, pero no de pasión. Pero eso quedó atrás y ahora es Leo Grande quien está golpeando la puerta. ¿Cuál es el plan? Disfrutar, ese es.

Alquilar una habitación de hotel, recibir a un desconocido con el que ha intercambiado dinero a través de una web -obvio después de leer las calificaciones de la clientela- y ver qué pasa. ¿Podré? ¿Él podrá? Si ya sabemos que fingir en su caso está descartado, ¿estará interesado? ¿Necesitará de la pastillita azul?

Emma Thompson y Daryl McCormack como únicos protagonistas de «Buena suerte Leo Grande«. Foto de prensa y promoción del film.

Si él se ve tan bien como en la foto, tal vez tachar de la lista los pendientes sexuales podría ser una opción interesante.

Pero ahí está y Leo Grande habla, piensa, siente. Igual que ella. La pasan bien, se ríen, se gustan. No alcanza con un encuentro. La conexión es poderosa. 

La liberación es hermosa, eleva la autoestima y brinda seguridad. Tal vez sean más temas de los pensados los que se terminen tachando, y no sólo las fantasías encerradas.

Intimidad y diferencia de edad 

Emma Thompson da una clase de actuación magistral, en un papel valiente y tomando finalmente una decisión que pocas tomarían a los 63 años. Es que Hollywood tiene ese no sé qué con las mujeres y la edad. Sin embargo, se planta y hace ruido frente al espejo.

En palabras de Hyde, la directora, «en nuestro mundo actualmente dividido, estas historias íntimas sobre la conexión se sienten aún más vitales». Y es Emma Thompson quien suma su visión sobre Nancy, después de poner el punto sobre la diferencia de edad y lo común que es ver a hombre mayores con mujeres jóvenes y que eso a nadie le llama la atención.

La directora dando indicaciones a sus protagonistas. Foto de prensa y promoción del film.

«No estamos acostumbrados a ver mujeres mayores con hombres jóvenes», dice, subrayando que en los pocos casos en los que se ve, lo sexual y la edad de la mujer predomina ante todo y los comentarios giran en torno de que son robacunas.

Pero cuando habla de Nancy, Thompson les habla a todas, «eres tú, una mujer que nunca esperarías ver disfrutando libremente del sexo«.

El trabajo sexual bajo la lupa

Por su parte, Dary McCormack (conocido por la serie «Peaky Blinders«) explica que Leo tiene «un pasado que no comparte con sus clientes y que marca quién es, pero también crea líneas para sí mismo dentro de su trabajo», lo mismo que pasa con los speech en cualquier profesión.

El rol del trabajador sexual también es un punto importante del film , por todas los prejuicios que lleva a cuestas esa profesión, y si además es hombre, la cosa sube de nivel. «Su trabajo es la intimidad, y es muy interesante explorar los diferentes tipos de intimidad que se pueden desarrollar entre dos personas. Y creo que eso es algo realmente emocionante y poderoso: que podemos cambiar lo que se espera, explorar la intimidad y la conexión entre todos, todo tipo de personas», finaliza McCormack.

Una historia que puede llevar a ambos protagonistas a alguna nominación. Foto de prensa y promoción del film.

Camino al Oscar

Si bien todas las menciones a Emma Thompson en esta película la hacían una firme candidata a los premios de la Academia, este año se volvieron a las reglamentaciones prepandemia, y sólo se pueden tener en cuenta aquellas producciones que hayan pasado al menos 7 días en una sala de cine antes de pasar al streaming.

El camino recorrido por «Buena suerte Loe Grande» comenzó cuando fue presentada en enero en el Sundance Film Festival. Más tarde fue adquirida por Searchlight Pictures, y se lanzó en la plataforma Hulu el 17 de junio. En Argentina no está activa, por lo tanto (y por suerte) se puede ver en la pantalla grande.

Ante la vuelta atrás en el reglamento, la empresa Searchlight Pictures apeló la decisión de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, ya que consideran que el film es elegible y ganaron, se aprobó su consideración para los premios.