El humilde club de fútbol de los Valles Calchaquíes que busca seguir creciendo

Por Guillermo Tagliaferri (guilletaglia60@gmail.com)

Edición: Florencia Romeo (florenciaromeo06@gmail.com)

Amaicha del Valle es una de esas localidades donde la naturaleza y las costumbres ancestrales resaltan en todo momento. Ubicado en la provincia de Tucumán -distante 164 kilómetros de San Miguel, la capital- y cerca del límite con la provincia de Catamarca, las montañas, valles y el completo Museo de la Pachamama son los puntos de referencia de esta comunidad de pueblos originarios. 

Los descendientes de la tribu amaicha no sólo veneran y respetan las costumbres de sus antepasados y sobre todo a la naturaleza, sino que también tienen pasión por el deporte que cautiva a la amplia mayoría de los argentinos (y de casi todo el planeta): el fútbol. Y tienen un club muy representativo: Deportivo Amaicha.

Se acerca el 50º aniversario

El Club Deportivo Amaicha, nacido de la fusión de los clubes Juventud Unida y Aconquija, cumplirá medio siglo el próximo 27 de octubre. Lo curioso es que no participa de una Liga tucumana sino de una catamarqueña, la Santamariana, donde salió campeón de Primera A en tres oportunidades.

Roberto Vargas, directivo de la humilde entidad de Amaicha del Valle, le explica a El Café Diario que «competimos en Sexta, Quinta, Tercera y Primera, además de siete categorías de Senior en los torneos de la Liga Santamariana de Fútbol. Los motivos son la corta distancia que nos separa de Santa María, que es una Liga más fuerte que las locales y, principalmente, porque está afiliada a AFA y eso nos da la chance de clasificar al torneo Regional Amateur, ex Federal donde ya participamos«.

Cuenta que «somos un club amateur y no tenemos apoyo oficial, por eso se hace complicado por las escasas posibilidades económicas. Pero nos mantenemos firmes, haciendo todo a pulmón. Tenemos personería jurídica y estamos haciendo obras para mejorar nuestro estadio. Buscamos la forma de recaudar. Por ejemplo, recientemente hicimos un locro para juntar fondos«.

Vargas apunta a «los altos gastos que genera competir: los árbitros, la policía, el pago a la Liga. Es complicado, al no tener ayuda externa debemos buscar la forma de generar ingresos«.

Los colores de Vélez Sarsfield

El escudo y la camiseta de Deportivo Amaicha replican los del porteño Vélez Sarsfield. Vargas explica que «no hay conexión entre los clubes. Así se han creado nuestros colores y el grito clásico de la gente de antes era: ¡Juegue la V querida! Usamos las dos indumentarias de Vélez: la blanca con la V azul y la azul con la V blanca. Hasta el escudo tienen, porque nos resulta más fácil y económica comprar los juegos de Vélez que mandar a hacer una propia«.

Pastrana, futbolista, y Vargas, directivos del club de Amaicha del Valle. Foto: @guilletaglia.

Un futbolista emblemático

Rafael Pastrana es uno de los jugadores históricos del equipo tucumano; defendió su camiseta durante dos décadas, desde su comienzo en inferiores hasta la Primera. Y hoy sigue defendiéndola en el equipo de veteranos, además de ser parte de la dirigencia. 

Afirma que «somos el único club de Tucumán que participa en una Liga de Catamarca. En parte por cercanía, y bastante porque queremos jugar campeonatos nacionales de AFA y, saliendo campeones, tenemos la chance de hacerlo«.

La cancha de Deportivo Amaicha, con el impactante fondo de los Valles Calchaquíes.
Foto: @guilletaglia.

Pastrana resalta que «el club está normalizado y esta gestión, con Ramón Vargas como presidente, es social pero trata de apuntar alto. Hay Ligas locales pero no están afiliadas a AFA y solamente se juntan para jugar. Nosotros tenemos director técnico, preparador físico y entrenamos de lunes a jueves. Eso sí, por la noche porque durante el día todos tenemos un trabajo, somos futbolistas amateurs«.

La mayoría de los jugadores son de la zona, Amaicha del Valle, Tafí Viejo y otras localidades vecinas. Y en el plantel hay futbolistas con antecedentes en Ligas más poderosas, como las de Tucumán, Jujuy y Santiago del Estero. 

El recuerdo de Divididos

Hace unos años, en 2006 más precisamente, el estadio de Deportivo Amaicha fue el escenario de un recital masivo. Allí tocó Divididos y no quedó un ínfimo espacio libre. El pueblo se superpobló por la afluencia masiva de gente de todo el país y cuentan que por el recital hubo 10.000 personas que duplicó la cantidad de habitantes locales. 

En Amaicha de Valle se sigue recordando aquel show de Divididos. Y Deportivo Amaicha mantiene el orgullo de haber sido el anfitrión.