«El Cascanueces» en versión para chicos

Por Luján Gassmann (lujangtv@gmail.com)

Edición: Florencia Romeo (florenciaromeo06@gmail.com)

Aunque la nueva versión de «El cascanueces» que se presenta en el Konex ha sido pensada especialmente para el público infantil, lo cierto es que los adultos también podrán disfrutar de un espectáculo, con una puesta en escena que combina una escenografía creada en mapping con proyecciones y animaciones que interactúan en escena con los bailarines y eso ya lo hace una experiencia diferente.

Para conocer más del espectáculo y esta novedosa adaptación, El Café Diario entrevistó a Juan Lavanga, responsable de la idea, la adaptación y el guion.

¿Por qué eligió esta obra para adaptar al público infantil? 

Porque «El Cascanueces» es, tal vez, de la trilogía de Tchaikovsky, la obra más adaptable, ya sea coreográfica como musicalmente. De hecho, hay un famoso «Gatito de Tchaikovsky» de los Hermanos Ábalos que es una muestra eficiente de ello.

¿Qué sensaciones surgen al trabajar para el público infantil? 

Satisfacciones, alegría, vitalidad, optimismo, todo es positivo y siento que la preocupación es mayor que con los adultos, porque los chicos son súper receptivos y tenés que captarlos de entrada, música, colores, luces, vestuario…. Todo debe estar muy supervisado para que el chico tenga un gran atractivo y lo atrape. También es fundamental medir exactamente cuánto debe durar la obra, para que su atención se mantenga. «El Cascanueces» originalmente dura entre dos y tres horas, y en esta adaptación la obra dura una hora y media. Entonces, los chicos quedan fascinados, es un tiempo donde se desarrolla toda su historia y no se desvirtúa la esencia de la misma.

Juan Lavagna, creador de la versión infantil del ballet «El Cascanueces».

¿Qué representa esta obra para usted? 

Cada obra es un sueño cumplido. Es la décima obra que adapto para chicos y siempre con resultados satisfactorios. Me obliga a adaptarme a los chicos de cada época, a su evolución, para poder estar vigente. Hay que aprender, investigar, sacar el chico que todos llevamos dentro. Hay que recrear fantasías, en un mundo que se mueve con cosas tan concretas y contundentes, que no es que surjan actualmente, siempre existieron, pero ahora la tecnología las pone al alcance de los chicos.

¿Qué se destaca en el espectáculo? 

La puesta coreográfica de Emanuel Abruzzo es excelente. Jugó con danzas clásicas, españolas, urbanas, regionales, sin desvirtuar en nada la idea de Tchaikovsky e Ivanov. La tarea de los visualistas fue fundamental en esta nueva puesta, mapping y pantallas led, que llenan el escenario de ratones, escenas de luchas con reminiscencias de «Matrix», lluvias de flores, colores y un músico ruidista en escena, para los efectos Facundo Gutiérrez, que fue un gran acierto.

¿Qué ventajas ofrece Ciudad Cultural Konex para una propuesta de este tipo? 

Ya hace 11 años que Luis Ovsejevich me invitó para presentar esta versión del Cascanueces y desde 2011 la venimos ofreciendo en Ciudad Cultural Konex en diferentes versiones. Es un espacio diferente, agradable y con toda una tradición en espectáculos infantiles los domingos a la mañana -que ahora se extiende también a viernes y sábados- y con un caudal de público impresionante, que sigue el ciclo.

¿Cómo es la respuesta del público? 

Maravillosa, hay una interacción, se nota cómo disfrutan los chicos, acompañan con palmas ciertas partes, se sorprenden con los osos polares, con el personaje de la enorme Mamá Gigogne en su aparición. Cuando los personajes bajan a la platea, los chicos disfrutan. También sorprende el gran silencio, cuando la pareja de primeros bailarines, ya sean del Colón o del Teatro Argentino de La Plata, baila el tradicional pas de deux, tal como se puede ver en cualquier compañía de ballet.

«El Cascanueces»

Viernes, sábados y domingos a las 11

Ciudad Cultural KONEX

Sarmiento 3131, CABA

Entradas en CCKonex.org