Daniel Estulin: «Este virus es un arma de la élite»

Por Roberto Martínez (elcafediariopuntocom@gmail.com)

“Estamos a las puertas de un colapso mundial y del desmantelamiento del sistema capitalista”. Daniel Estulin (29 de agosto de 1966, Vilna, Lituania), periodista y escritor ruso, avisó el 13 de noviembre de 2017 en una entrevista concedida al diario catalán La Vanguardia. El tiempo le dio la razón y más acá, el 18 de marzo de 2020, ha sido más puntual: “estamos presenciando el colapso liberal global. El coronavirus es un arma biológica. La excusa para aplazar la quiebra de los mercados, para desgravar el colapso económico al que la élite banquera financista ha conducido al planeta”.

Daniel Estulin, periodista, escritor y excoronel de la contrainteligencia rusa.

En 2005, el comunicador comenzó a crear conciencia al lanzar el libro ‘La verdadera historia del Club Bildelberg, de un futuro que ya está aquí. Aquel libro de Estulin -también excoronel de contrainteligencia militar en Rusia-, quien hasta ese momento sólo había publicado técnicas precisas sobre oratoria en público e incluso sabias procedentes de China, redundó en una consagración silenciosa. Es lo que tiene animarse a denunciar los planes de la élite para reducir la población mundial y garantizar su supervivencia sin importar cuántas vidas se perdieran por el camino.

Al principio, el acting al explicarse en televisión acaso no le jugaba tan favorablemente. Calcetines de colores diferentes, ausencia total de solemnidad para tratar temas que supuestamente la necesitaban. Pero con los años el hombre perfeccionó su puesta en escena y -lo que es más importante-, ganó calidad en fuentes para llegar a un grado de excelencia en información y comunicación. Daniel Estulin es el profeta del lockdown (cierre de emergencia) del sistema.

“Uno de los problemas críticos con el inminente colapso económico mundial es el malestar social. Los chinos pudieron apuntalar su defensa civil al poner en cuarentena a 100 millones de personas. ¿Pensaron que era sólo un problema de salud? Lo que viene es toque de queda y ley marcial. Necesitas una crisis para eso”, asegura Estulin con el ánimo y la contundencia de quien sabe que lo que dice es irrefutable. “Esto es simplemente una excusa para desgravar la quiebra. Igual que el 11-S fue para EE.UU. El 11 de septiembre fue una excusa para el colapso sistémico en 2001. El coronavirus es otra excusa”.

Invitame un café en cafecito.app
Daniel Estulin, en una presentación pública, con un vestuario muy particular.

El comunicador lituano va más allá, mientras las pantallas del día anuncian 13.915 muertos en Italia como resultado parcial de la expansión indiscriminada del COVID-19 y 10.348 en España. “Lo de Italia es fácil de explicar. 114 bancos de Italia están en quiebra. La llegada del coronavirus para ellos es fantástica porque pueden dejar de pagar y echarle a la culpa del default al virus. Lo de España, también. No saldrá viva de esta crisis”, sentencia. “Esto comenzó en 1991 con un combate dentro del capitalismo. Una lucha entre financistas, banqueros y parásitos de Wall Street, contra industrialistas nacionalistas, agrega.

Mientras la pandemia ya cubre desde este 2 de abril la extensión de 181 países, la cifra de infectados supera largamente 1 millón, y la de muertos crece día a día a nivel regional e internacional (ya son 52.863 mientras se enlazan estas líneas), la hemeroteca coloca a Daniel Estulin a la altura de un Nostradamus o un Solari Parravicini con una eficacia cortoplacista. Apenas diez años atrás, el 4 de junio de 2010, en diálogo con El Diario Montañés, medio cantábrico, y en el marco de un contexto cambiante y bondades efímeras, subrayaba “no hay más que pensarlo un poco. El desplome financiero no tiene arreglo. Esto se va a pique”.

Daniel Estulin, presentando su programa en el canal Russia RT.

Estulin dispara una flecha al corazón cuando anticipa de qué manera la pandemia por el coronavirus cambiará a la humanidad. Son 15 años de discursos cada vez más vigentes, ratificados por una actualidad similar a la de las películas de ciencia ficción que el GPS posiciona como realidad vivible en 2050. Daniel Estulin acaso resulte desagradable cuando asegura, respecto a los efectos del COVID-19 que “nadie lanza un virus sin tener la vacuna de antemano”. “Yo estoy esperando el anuncio de la vacunación obligatoria. ¿Por qué están cerrando todos los países? Porque el verdadero motivo detrás del coronavirus es el colapso del modelo de crecimiento infinito de Bretton Woods.

Para el final, Estulin, quien en su momento de esplendor en el canal Russia Today (RT), vio cómo era censurado el programa ‘Desde la sombra’, en el que exponía sobre la venta de terrenos en La Patagonia, deja una granada activada para reflexionar: “si los gobiernos no siguen lo que les dicen, los medios de comunicación controlados por la élite pintarán al gobierno como irresponsable, y si la maquinaria de propaganda actúa contra el gobierno, ese gobierno tendrá muchas chances de perder las próximas elecciones”.

En clave argentina, con la lectura del párrafo anterior quizá se entienda mejor por qué hay canales de televisión en Argentina que ya empiezan a hablar de fin del aislamiento, agitan el descontento social promocionando cacerolazos, inculcando la antipolítica, y por qué se busca que una importante porción de la sociedad pondere la decisión de empresarios como Paolo Rocca, de Techint, de despedir a 1.500 personas en el momento en que el sistema de salud local espera el pico de infectados por el COVID-19. Insensibilidad social. Con medias tintas hay quienes lo llaman ombliguismo. Los más viscerales, hijoputez. Al fin y al cabo, la característica principal de la élite que ha puesto al mundo, según insiste Estulin, contra las cuerdas.