Criptomonedas, el enigma de la nueva economía

Por Ariel Jusid

Cuando el bitcoin llegó a valer casi 20.000 dólares, en diciembre de 2017, las perspectivas de consolidación definitiva chocaron de manera estrepitosa con las advertencias de burbuja financiera. A un año de ese máximo histórico y mientras se redactan estas líneas, un bitcoin cotiza a menos de 4.000 dólares.

No hace falta ser un especialista en economía para suponer que una caída de valor del 80% es una mala señal. Y aunque la conclusión del debate pareciera indicarnos que el proyecto que surgió como alternativa al sistema bancario tradicional fue un completo fiasco, conocer ciertos conceptos y situaciones de este mercado puede revelarnos un panorama bastante más profundo e interesante.

Una definición aproximada

Seguramente, muchos escucharon hablar del bitcoin y, sin embargo, aún no saben en concreto de qué se trata. Intentaremos aquí explicarlo. En todo el mundo, las monedas dependen de un banco central o un estado que controle su movimiento. El bitcoin -surgido a partir de un artículo académico bajo el seudónimo de “Satoshi Nakamoto”– logra certificar, a través de criptografía, una transacción entre dos personas sin intermediarios.

El planteo de “Satoshi” era que los grandes bancos podían ser reemplazados por una red de computadoras donde cada una cumple solo una parte de la certificación necesaria para una transacción. De esta manera, no existe un único lugar centralizado que consolide la validez de las transacciones.

Además, a diferencia de las acciones de empresas como Facebook o Twitter invertir en esta tecnología no es solo accesible para inversores 
expertos, sino para cualquier usuario que desee, de manera anónima y online, cobrar o pagar sin necesidad de pedirle permiso a ningún banco. Se trata de una innovación financiera que no proviene de ninguna empresa, sino de la propia comunidad que la impulsa.

No todo es bitcoin

Como su código es abierto y libre, aparecieron cientos de grupos emprendedores que desarrollaron criptomonedas alternativas (conocidas como altcoins) basadas en el mismo concepto, que respaldan una gran cantidad de proyectos innovadores que vale la pena conocer.

10 años de Bitcoin. Desafíos, conflictos y proyecciones de la innovación financiera del siglo XXI.
10 años de Bitcoin. Desafíos, conflictos y proyecciones de la innovación financiera del siglo XXI.

Razones tras el desplome del bitcoin

La complejidad y volatilidad de este mercado impiden realizar un diagnóstico inobjetable, aunque existen ciertas coincidencias entre los analistas y medios especializados. Por un lado, el rápido aumento de valor y la posterior caída que experimentó el bitcoin tras ingresar al mercado de futuros de Chicago no parece ser una coincidencia. Investigadores de la Universidad de Stanford y del Banco de la Reserva Federal de San Francisco, en Estados Unidos, aseguran que esta “montaña rusa” es típica de los activos que se introducen al mercado de futuros.

En tanto, 2018 ha sido un año en el que muchos gobiernos del mundo comenzaron a trabajar en proyectos de ley que tienden a establecer mecanismos de regulación contra el lavado de dinero, la financiación de organizaciones terroristas, la manipulación de precios y otras prácticas fraudulentas que facilita el anonimato. Todas estas medidas, sumadas a nuevos impuestos a las transacciones de criptomonedas, generaron ventas masivas y caídas en la capitalización de mercado que repercutieron en los precios.

Por ende, es posible que la pérdida de valor del bitcoin tras su espectacular ascenso sea propia de una fase de transición necesaria para establecer un mercado más seguro, sin descontar la afrenta a la libertad financiera que plantea a su vez la intervención gubernamental.

Lo que viene

Con todas sus limitaciones y futuros desafíos, generan confianza y grandes expectativas las millonarias inversiones y alianzas que Microsoft, IBM, Steam, KEPCO (la segunda compañía de electricidad más grande de Japón) o UNICEF han forjado para impulsar proyectos -muchos de ellos ya activos- respaldados por criptomonedas.

Los ámbitos de aplicación son tan diversos como la financiación de escuelas de programación interactivas o planes de salud dental, la agilización de préstamos, la ampliación de instalaciones de energía solar y demás herramientas disruptivas cuyos detalles serán ampliados en próximos artículos. El futuro llegó.

El Cafe Diario punto com

Medio cooperativo. Periodismo.

Un comentario sobre “Criptomonedas, el enigma de la nueva economía

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: