Congreso de la Nación: Guzmán se adelanta a las críticas

Por Omar Millalonco (millalonco.omar@gmail.com)

Edición: Florencia Romeo (florenciaromeo06@gmail.com)

En el marco de un importante posicionamiento político y de críticas de propios y ajenos, el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, se refirió al contenido que tendrá el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y aseguró que «la idea de que va a haber documentos secretos es un sinsentido».

En medio de diversas especulaciones políticas, Guzmán sostuvo que nadie oculta información sobre el acuerdo con el organismo internacional y que el documento llegará a la Cámara Baja y Alta con todos los detalles. Además, el titular de la cartera de Economíindicó que la deuda contraída por el gobierno de Mauricio Macri por 44.000 millones de dólares será tratada de manera prolija y responsable.

«Una vez concretado el acuerdo a nivel staff del FMI, se enviará al Congreso de la Nación un proyecto de ley que en sus anexos contendrá todos los documentos que sean la base de ese acuerdo, con cada uno de sus detalles», manifestó Guzmán, y completó: «La idea de que va a haber documentos secretos es un sinsentido».

El ministro de Economía, Martín Guzmán, reunido con el presidente Alberto Fernández.

Lo que ya se sabe

El escrito de Guzmán, tan esperado por oficialistas y opositores en ambas cámaras parlamentarias, prevé una reducción del déficit fiscal primario que comenzará con un 2,5% en 2022, y bajará al 1,9% el próximo año, aunque es necesario destacar que llegará al 0,9% recién en 2024.

A su vez, el acuerdo contempla que el financiamiento monetario será del 1% del PBI para 2022, bajará al 0,6% en 2023 y se reduzca a cero en 2024. Esto, según el gobierno, es una meta clara: «Converger en una situación en la cual no haya más financiamiento sistemático del Banco Central al Tesoro».

Las acciones estratégicas planteadas por el Ejecutivo nacional señalan un financiamiento de US$44.500, un monto que se desembolsará una vez que se aprueben las revisiones de las cuentas públicas que hará el Fondo Monetario Internacional.

Asimismo, la administración de Alberto Fernández tiene fuertes ambiciones en materia recaudatoria, debido a los objetivos fijados por el Ministerio de Economía, donde se plantea la acumulación de reservas internacionales, con el incremento de US$5.000 millones para todo este 2022.

Guzmán aclara que el acuerdo será corto, pero efectivo

En el intenso encuentro que mantuvieron Martín Guzmán y Alberto Fernández se plantearon objetivos claros y con detalles relevantes. Además, repasaron los datos técnicos que posee el flamante documento, producto de serias negociaciones con el Fondo Monetario Internacional y los equipos técnicos que trabajan junto al Ministro de Economía.

Cabe aclarar que este programa con el FMI, se encuentra en un acuerdo definitivo de aprobación en el Parlamento, aunque es necesario destacar que la duración del mismo es de solo dos años y medio.

Un grupo de funcionarios y funcionarias del gobierno de Fernández confía en que se logre acordar, entre todos los legisladores y legisladoras, el programa propuesto por esta administración nacional. Y, en ese sentido, desde el seno del Ejecutivo nacional trabajan día y noche para hablar con todos los sectores políticos, y que el próximo 1º de marzo, el Presidente lleve adelante una apertura de sesiones ordinarias con el acuerdo aprobado.

Por su parte, la Administradora Federal de Ingresos Públicos, Mercedes Marcó del Pont, se refirió al documento oficial y descartó que el acuerdo implique la creación de nuevos impuestos. A su vez, aseguró que toda la labor en la que se encuentra el gobierno, es para mejorar el país. Y que la idea es fortalecer la recaudación y mejorar los controles sobre los sectores que poseen una mayor capacidad contributiva.

Mercedes Marcó del Pont descartó que el acuerdo implique la creación de nuevos impuestos.

«Parte de la letra chica del acuerdo con el FMI es converger a un mayor equilibrio fiscal, que no se logrará resignando el crecimiento, sino mejorando la recaudación y administración tributaria» sostuvo Marcó del Pont, y concluyó: «Vamos a profundizar el trabajo en materia de fiscalización y control en los sectores de mayor capacidad contributiva».