«Cleopatra fragmentada», un entramado de relaciones de amor y poder

Por Mariana Maidana (marianamaidanaa@hotmail.com)

Edición: Florencia Romeo (florenciaromeo06@gmail.com)

«Cleopatra Fragmentada» es un unipersonal interpretado por Natacha Méndez y dirigido por Diego Cosin, realizado sobre textos de Antonio y Cleopatra de William Shakespeare.

El personaje es abordado como un significante único en el universo de los personajes femeninos de William Shakespeare. En ese sentido, la obra se desarrolla en torno a dos ejes temáticos, como lo son la cuestión de género en el ejercicio del poder y el deseo femenino en sus distintas dimensiones y su resignificación social.

«Cleopatra Fragmentada» toma su relato desde la contemporaneidad, conservando matices históricos, pero sin guardar relación con la historicidad de la Reina de Egipto.

En diálogo con El Café Diario, Natacha Méndez comparte su experiencia en esta propuesta.

¿Cómo es representar a un personaje como Cleopatra?

Es algo muy intenso. Es un personaje fuerte, apasionado, básicamente encarado en dos ejes temáticos que son, por un lado, las relaciones amorosas y por el otro, el ejercicio del poder, ya que Cleopatra es la reina de Egipto, la jefa del reino.

¿Cómo surgió la pieza?

La obra es una adaptación que hicimos con Diego Cosin, que es el director, y es una adaptación de la obra «Antonio y Cleopatra» de William Shakespeare. El unipersonal cuenta el entramado de relaciones amorosas y de poder, con sus características, su personalidad, su impronta tan particular como lo es el personaje de Cleopatra. Nosotros no nos basamos en la historicidad de Cleopatra como personaje, sino a partir del texto de Shakespeare.

 Natacha Méndez en el estreno. Foto: Mariana Maidana.

¿Por qué decidieron hacer un unipersonal y no incluir a otros actores?

El proyecto empezó durante la pandemia y era bastante difícil reunirse. De hecho, nosotros hicimos todo un período de ensayos a través de Zoom. Pero no fue el único motivo. Creo que era el deseo de hacer un unipersonal. Soy devota de la palabra deseo y creo que debemos regirnos en la medida de lo posible por el deseo, por las ganas sobre todo cuando se trata de creatividad.  

¿Qué expectativas tienen?

Quisiera que la vea la mayor cantidad de gente, la mayor cantidad de público, básicamente porque siento que lo que tengo para dar es algo que quiero dar y que queremos dar porque es un trabajo grupal. Me pasó de estar en otros proyectos y no sentirme tan involucrada, lo digo con sinceridad, en este proyecto me siento involucrada 100%, me gusta mucho el texto, me gusta mucho hacer un Shakespeare, me gusta la manera en que lo estamos llevando a cabo, creo que hay una sincronicidad, una armonía, un ecosistema que está funcionando y eso es muy positivo.

Además, Cleopatra es un gran personaje.

Tiene una impronta de fuerza femenina, algo que hace rato quería hacer porque muchas veces me tocó hacer tanto en cine como en teatro, personajes muy sufridos o con otras características y Cleopatra, si bien tiene unos costados en los que también, de alguna manera padece los embates del poder y de los amoríos, es Cleopatra. Es una mujer en el ejercicio del poder con un carácter muy fuerte, muy definido.

Natacha Mendez representando a Cleopatra en el estreno. Foto: Mariana Maidana.

¿Qué planean para después de Cleopatra?

No creo mucho en el éxito ni en el fracaso, trato de hacer lo que me gusta, a veces cuesta mucho porque nos manejamos de manera independiente, somos una cooperativa, nos manejamos de manera autogestiva. Si bien yo soy la que está en el escenario, hace mucho tiempo que venimos trabajando con Diego y con el resto del equipo, con Dora Roldán, con José Amato, con Mariel Puga, con Mario Romero, es todo un equipo de gente trabajando. Cuando finalice esta obra, seguramente habrá otro proceso creativo porque el teatro es un proceso creativo en particular, yo lo pienso de esa manera, es decir, como un espectáculo con éxitos y fracasos.

Equipo de Cleopatra Fragmentada. Foto: Mariana Maidana.

“Cleopatra fragmentada”

Teatro de la Fábula

Agüero 444, CABA

Viernes a las 21

Entradas por Alternativa Teatral