Chile 2019, prueba de fuego para futuros cracks

Por Rodrigo Acuña

Los futuros cracks de Sudamérica deberán sortear un examen en el torneo juvenil para demostrar su valía. Desde el 17 de enero en Chile no sólo estarán los ojos puestos en el cometido de la Argentina dirigida por Fernando Batista. También, como en cada Sudamericano Sub-20, será la oportunidad propicia para que las jóvenes estrellas del continente puedan responder a las expectativas que el mundo futbolístico tiene sobre ellos.

Siempre cada vez que se aproxima el inicio del campeonato juvenil de la categoría hay muchos anhelos y deseos por cumplir. En esta versión que se disputará en las ciudades de Rancagua, Talca y Curicó no será la excepción. Las Selecciones Nacionales del continente buscarán un boleto al Mundial de Polonia, los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y los Panamericanos de Perú 2019. La Argentina, por su lado, intentará volver a ganar el torneo como en 2015 aunque esta vez con la esperanza que el festejo no sólo se quede en Sudamérica, sino que pueda expresarse en una nueva corona en un Mundial, algo que no ocurre desde Canadá 2007.

Sin embargo, estos son anhelos grupales que suenan lógicos y predecibles. De todos modos, no serán los únicos que estarán presentes en cada cancha de Chile entre el 17 de enero y el 10 de febrero. Habrá varios futbolistas que tendrán que cargar con la pesada mochila de ser los llamados a brillar en el certamen y seducir al mundo de este deporte en los próximos años por su prometedor talento.

Dentro del listado de figuras jóvenes que tendrán la presión de demostrar su valía en la cancha para guiar a sus selecciones a la gloria, se pueden encontrar valores argentinos con ansias de elogios y aplausos que los lleven a los sitiales más altos como pasó en otros tiempos con cracks como Messi, Agüero y Di María.

Hablamos de jugadores de la talla de Julián Álvarez, campeón a nivel internacional con River. Muchas miradas estarán puestas sobre el goleador Julián Álvarez, que cumplirá 19 años este 31 de enero. Pero no será el único nombre a seguir. El local Chile tendrá a Marcelo Allende, llamado a ser el nuevo Alexis Sánchez. El actual campeón Uruguay no se quedará atrás en esta cita, los charrúas poseen un semillero de alta calidad que ya ha puesto a sus estrellas en Europa, como es el caso de Franco Israel y Nicolás Schiappacasse, quienes son parte de los planteles de Juventus y Atlético Madrid, respectivamente.

El siempre candidato Brasil no va ser la excepción y contará con Rodrygo, estrella del Santos de 17 años que será parte del Real Madrid en la próxima temporada europea. El talentoso delantero tiene con los nervios de punta al técnico argentino Jorge Sampaoli ante su inminente adiós del fútbol brasileño.  Será el gran estandarte del país que ha sabido ganar 11 ediciones de esta competencia.

Rodrygo
Rodrygo, la figura de Brasil

Cinco jugadores, de diferentes nacionalidades, pero conectados por el mismo deseo: no sólo ser promesas, sino comenzar a demostrar que están listos para posicionarse en el panorama internacional. Todos partirán en igualdad de condiciones en Chile para convencer a los millones de jueces que pondrán sus ojos sobre ellos.

El dueño de casa también tiene mucho optimismo para este certamen clasificatorio de Conmebol. La generación dorada del fútbol chileno se está agotando y necesita sangre joven. Requieren nuevos Gary Medel, Arturo Vidal y Alexis Sánchez. Allende, justamente, calza perfecto en esa búsqueda. Actualmente milita en el Necaxa de la rimbombante Liga MX. Tuvo un breve paso por el Arsenal de Inglaterra, donde fue visto por el mismísimo Arsené Wenger. Para este mes, tiene ilusionado a Chile, que busca regresar a un Mundial de la categoría. Solo depende de él que su nombre vuelva a sonar en las grandes ligas de Europa y pueda seguir en la Premier League los pasos del nacido en Tocopilla.

Luego tenemos a los mencionados uruguayos Israel y Schiappacasse. El primero, un arquero con excelentes condiciones que sin debutar en Nacional de Montevideo logró conquistar a un grande de Italia como la Juventus. La Vecchia Signora de Turín no tuvo problema en desembolsar dos millones de euros para ficharlo. Puede ser el cerrojo que necesita el actual campeón para repetir la corona de 2017. El segundo tiene una conexión con el fútbol argentino. Goleador, se inició en River Plate y sus buenas actuaciones llamaron la atención del Cholo Diego Simeone para integrarlo a su Atlético de Madrid. El oriental ya ha sido citado en el equipo español y su futuro asoma brillante. El vigente monarca del torneo juvenil espera encontrar en el atacante una garantía para celebrar en Chile.

Finalmente, Brasil carga en su espalda la responsabilidad de ser la selección más ganadora a nivel sudamericano de la categoría. Con la ausencia de Vinícius Júnior para el torneo en suelo chileno, Rodrygo deberá tomar su relevo y liderar a un equipo que no gana la competencia desde 2011, mismo año que festejó su última Copa del Mundo Sub-20.

Los goles del artillero del Santos de Jorge Sampaoli, quien pronto emigrará al Santiago Bernabéu, serán claves. El ariete que cumplirá este 9 de enero 18 años, tiene una buena instancia para demostrarle al Real Madrid que no se equivocaron con él.

Definitivamente, el Sudamericano Sub-20 de Chile propondrá muchos desafíos para las futuras estrellas del continente. Solo estará en ellos ser capaces de superar cada obstáculo. El primero de estos, será el debut el 17 de enero.

El Cafe Diario punto com

Medio cooperativo. Periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *