Cerro Uritorco, entre el misterio de los ovnis y el trekking

Por Guillermo Tagliaferri (guilletaglia60@gmail.com)

Edición: Florencia Romeo (florenciaromeo06@gmail.com)

En Capilla del Monte, ciudad enclavada en el Valle de Punilla en la provincia de Córdoba, uno de los atractivos para sus habitantes y el amplio número de turistas, es el Cerro Uritorco, ubicado a una corta distancia del centro.  

Esta formación rocosa, adornada con abundante vegetación, de 1970 metros de altura y territorio de los comechingones hasta la invasión de los conquistadores, le agrega al prodigio de la naturaleza una relación especial con el avistaje y descenso de objetos voladores no identificados.

Cuenta la leyenda…

Según un relato difundido en Capilla del Monte, Uritorco era un pacífico cacique comechingón, de la etnia thimbu, que poseía poderes especiales. Con la intención de que revelase su secreto fue torturado y luego asesinado. Y la leyenda cuenta que cuando cayó muerto su rostro apuntaba al cielo. Por eso, una formación rocosa que asemeja a un hombre tirado de perfil y observando hacia arriba, sería el cacique. 

Su esposa quedó representada por el agua transparente del Río Calabumba. Y las dos hijas del cacique están representadas por las sierras Las Gemelas.

Sobre el significado de la palabra Uritorco, confluyen dos versiones. En idioma quecha, algunos la traducen como Cerro Macho y otros como Cerro de los loros. 

Sobre la presencia de ovnis

A partir de una marca sobre pastos quemados, como si un enorme plato volador hubiese aterrizado sobre esa superficie, a principios de 1986, comenzó la leyenda que sumó muchos adeptos. No hubo ninguna explicación que pudiese justificar otro argumento a esa quemazón, precisa y exacta, sobre ese pastizal.  

Entre los típicos souvenirs, no faltan los relacionados con extraterrestres. Foto: @guilletaglia.

Desde entonces abundan los testimonios de testigos que aseguran haber visto ovnis sobre el Cerro y las historias se difundieron. Investigadores y especialistas en el tema aportaron mayores certezas e incrementaron el interés por el tema. 

¿Una ciudad subterránea?

Hasta existe la teoría de que bajo tierra se hallaría una ciudad, llamada Erks (Encuentro de Remanentes del Kosmos Sideral), fundada por extraterrestres. Este nodo energético abrió un debate, aunque no se logró ninguna prueba fehaciente de su existencia. Pero es una cuestión que suma adherentes.

No sólo misterios y certezas sobre actividad de ovnis rodean al Cerro Uritorco, más allá de que los motivos alusivos a extraterrestres sean una constante en Capilla del Monte. Como la estatua de un ET sentada sobre un banco, al final de la llamativa calle techada en la arteria principal, donde los turistas se toman fotografías. 

Parada obligada para que los turistas se saquen una foto.
Foto: @guilletaglia.

Una caminata de varias horas

Es tentadora la propuesta de hacer trekking hasta llegar a la cima del Uritorco, apreciando a cada paso la belleza natural del lugar. El recorrido hasta llegar a la cumbre es de 12 kilómetros, está calificado de dificultad media y se aconseja hacer breves paradas intermedias de descanso (cinco en total) y de paso tomarse unos instantes de relax para apreciar el impactante entorno de vegetación, vertientes, coloridas laderas, saltos de agua y fauna autóctona

Entre ascenso y descenso se demora, aproximadamente, siete horas.  Cuatro para subir, tres para bajar. El estado físico y el acostumbramiento a las actividades puede acortar o prolongar ese tiempo. Pero, salvo graves problemas de salud, es una propuesta accesible para todos.

Bellezas naturales y misterios extraterrestes, la tentación del Uritorco.
Foto: @guilletaglia.

Tras atravesar un pintoresco puente colgante, se accede a la base, que incluye una confitería y afuera una imagen de la Virgen. Allí, quienes se animen a la larga caminata, deberán completar una planilla con sus datos, abonar un derecho de ingreso y escuchar atentamente –y luego respetarlas– las recomendaciones y consejos. Y a continuación, con unas zapatillas cómodas, una botellita de agua y algún comestible liviano, largarse a la aventura. 

Al pie del acceso al Cerro, se encuentra una imagen de la Virgen.
Foto: @guilletaglia.

Las salidas están habilitadas hasta el mediodía, por una cuestión de beneficio de luz natural. Otra opción, válida exclusivamente con la compañía de un guía, es pernoctar en el refugio ubicado en la quinta parada de descanso, en El Valle de los Espirítus, situado a 1570 metros de altura.

Una de las exigencias, repetida pero siempre válida, es no arrojar residuos en el camino. Todo lo que sube, debe bajar, nada quedará en el Cerro. 

El premio de alcanzar la cima es una impresionante vista panorámica del Valle de Punilla, la ciudad de Capilla del Monte, el Dique El Cajón y, quizás, hasta levantar más la vista y presenciar sorprendentes objetos voladores surcando el cielo.