Carlos López: «Hay que seguir reivindicando la soberanía de las Islas Malvinas»

Por Omar Millalonco (millalonco.omar@gmail.com)

Edición: Florencia Romeo (florenciaromeo06@gmail.com)

En el marco de la charla «Las banderas que volvieron de Malvinas», el escritor Carlos López se refirió a su obra «Siete banderas, siete destinos», que cuenta la historia de las banderas argentinas que un grupo de jóvenes hizo flamear en las Islas en 1966.

La actividad, que contó con varios panelistas y tuvo el objetivo de reivindicar el reclamo por las Islas Malvinas, se realizó en el salón Arturo Illia de la Cámara Alta, con la participación de senadores y diputados nacionales.

El tema principal fue visibilizar el tema de la causa Malvinas, pero destacando aquellas 7 banderas que flamearon en las islas, hecho que el libro de López cuenta en detalle.

Portada del libro sobre un episodio poco conocido acontecido en las Islas Malvinas a mediados de la década de 1960.

El libro «narra el destino de 7 banderas que estuvieron en el año 1966 en el Operativo Cóndor, cuando 18 jóvenes tomaron un avión, fueron a Malvinas, plantaron las banderas, las proclamas, estuvieron 36 horas y cantaron el himno nacional» contó el escritor en diálogo con El Café Diario, y agregó: «Todo lo que hicieron estos chicos son elementos soberanos».

El autor de «Siete banderas, siete destinos» dijo que en Argentina «después de la guerra de Malvinas, hubo una ‘desmalvinizacion’, en la sociedad, pero gracias a Néstor Kirchner y a Cristina Fernández de Kirchner, se volvió a retomar eso, y fue así que María Cristina Verrier me dijo lo de las banderas».

«Y una vez que las recibió Cristina (Kirchner), fue ella, quien decidió adónde van a ir las banderas. Aunque, el pedido de María Cristina, era que tenían que ir al mausoleo de Néstor Kirchner y a la Virgen de Itati» destacó Carlos López.

«Se decidió que una de las 7 banderas estuviera acá, en el Congreso de la Nación como testimonio de un hecho soberano, y el hecho de seguir reivindicando con la misma idea, que, por métodos diplomáticos y específicos, sigamos reivindicando la soberanía de las Islas Malvinas en territorio argentino, y que se termine este pequeño territorio colonizado» señaló.

Carlos López durante la charla que brindó en el Salón Arturo Illia del Senado de la Nación.

Consultado por la situación que vive la Argentina y la relación que tiene la sociedad con el reclamo, López sostuvo: «Acá hubo una desmalvinizacion. Y hubo presidentes que le pidieron perdón al Rey de España, presidentes que se olvidaron de nombrar a Malvinas, y hubo otros presidentes como Néstor (Kirchner) y Cristina (Fernández), o el actual presidente, que ponen a las islas como tema prioritario en Naciones Unidas, para reivindicar algo que pertenece a nuestra historia».

El historiador explicó que cuando estaba en la escuela primaria, hablar de la causa y el reclamo «era una situación normal y una de las cosas que nos decían era que las Malvinas son argentinas, es algo que está acuñado en la educación de todos los años. Creo que hay que volver a insistir para que las nuevas generaciones tengan más conciencia sobre lo que significa este hecho para nuestra soberanía».

Por último, el escritor valoró la idea de que una de las banderas forme parte del mobiliario del Palacio Legislativo. En ese sentido, expresó: «Para mí el Congreso es una segunda casa, por eso reivindico la decisión de que una bandera esté acá, porque es un modo de decirle a todas las fuerzas política, que no importa el color que tengan, siempre hay que estar reivindicando y sosteniendo el tema de Malvinas. Es un gran honor estar acá».