Capitanich se suma a Alberto: pidió más regulación para los medios de comunicación

Por Rebecca Arakelman (elcafediariopuntocom@gmail.com)

Edición: Florencia Romeo (florenciaromeo06@gmail.com)

 Jorge Capitanich, actual gobernador de Chaco y ex jefe de Gabinete de Cristina Fernández de Kirchner, pidió «regular más a los medios de comunicación» porque «la gente piensa lo que los periodistas proponen».

«La construcción de poder político lucha claramente con esta construcción de sentido que logra la hegemonía comunicacional en la región y en todo el mundo», aseguró el actual gobernador y consideró que «la gente empieza a pensar lo que los medios y los periodistas proponen. Tienen una capacidad enorme de instalar el discurso».

El ex jefe de Gabinete que había roto el diario Clarín en plena conferencia de prensa acusándolos de «mentirosos«, explicó: «Si competís en una cancha embarrada e inclinada, tus probabilidades de éxito son cercanas a nulas. No puede funcionar así. Tiene que ver con los medios y su regulación. Los medios no se regulan, defienden intereses específicos. Si no hay más regulación, eso es un problema. La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual ha resultado insuficiente«.

Una imagen icónica: Jorge Capitanich, entonces jefe de Gabinete de Cristina Fernández,
rompiendo el ejemplar del día de Clarín, en plena conferencia de prensa (Fuente: Télam).

Sobre los resultados de las elecciones y la relación con los medios de comunicación, Capitanich aseguró que «es un tema que si bien no define una elección, construye marcos mentales. Están permeando más en nuestros votantes y nosotros tenemos una impermeabilización de los votantes opositores. Gran problema nuestro: están blindados a la penetración nuestra y ellos están penetrando con mayor eficacia en nuestros votantes. Es un tema de incidencia clara«.

Además, explicó cómo deberían ser, según él, las regulaciones por parte del Estado hacia los medios de comunicación: «Por lo menos hay que tener algunas regulaciones básicas desde la información, regulaciones básicas sobre tiempos de exposición, y a su vez poder construir desde la exposición de los partidos o las alianzas electorales un mecanismo para exponer con más precisión las propuestas concretas y tangibles sobre problemáticas en común«, sostuvo.

Capitanich: «Son militantes no sólo en términos de comunicación tradicional»

Capitanich habló también sobre la militancia y acusó a algunos periodistas de ser parte de ella pero de manera solapada: «Por la hegemonía discursiva tenés militantes de ellos 24 horas por día. Porque los militantes son no sólo en términos de comunicación tradicional sino también en comunicación no tradicional. Ellos tienen el esquema diario-radio-TV y después una hegemonía en la penetración en redes: algoritmo, inteligencia artificial. Esa es una asimetría severa«.

«Si no corregimos desde la regulación y la concentración, tanto de propiedad como algoritmos, estamos ante un problema serio«, advirtió el gobernador.

Telecomunicaciones, un servicio esencial

Hace un año, el presidente Alberto Fernández declaró a las telecomunicaciones como servicio público y esencial, con el objetivo de reducir la brecha digital, garantizar el acceso a la población y que haya un control de precios en donde el Enacom deba autorizar los incrementos que pretendan las empresas.

Claudio Ambrosini, presidente del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) (Fuente: Enacom).

«Es impensable vivir en un mundo donde la conectividad no llegue a todos. Se enojan porque digo que Internet es un servicio público… ¡que se enojen! Porque vamos a hacer de Internet un servicio público para que llegue a todos los argentinos y las argentinas y que no nos estafen ni nos roben con las tarifas«, fueron las palabras del presidente Alberto Fernández al defender la medida.

Lo que se busca es declarar como servicios públicos a la telefonía celular, los servicios de internet y la televisión por cable, porque el Estado considera que las tres prestaciones son necesarias y fundamentales para el desarrollo económico y social de la población.