Campaña de Avatar y Disney para proteger especies marinas en peligro

Por Guillermo Tagliaferri ([email protected])

Edición: Florencia Romeo ([email protected])

En el marco del estreno de Avatar: el camino del agua, la compañía Walt Disney lanzó la campaña global «Mantengamos nuestros océanos increíbles«, buscando apoyar a The Nature Conservancy en su trabajo de protección de los océanos y sus ecosistemas, destacando diez especies que inspiraron el nuevo mundo acuático de la película estrenada recientemente.

Logo de la campaña de protección animal. Foto: Avatar – Disney.

La campaña apunta a crear conciencia sobre los desafíos que enfrentan los océanos y la vida marina, y varias especies animales y vegetales que se encuentran en aguas de todo el mundo y que están clasificadas como amenazadas, vulnerables o en peligro de extinción.

Muchas de estas especies seleccionadas comparten cualidades con las criaturas y los hábitats de Pandora que aparecen a lo largo de Avatar: el camino del agua, segunda parte de la saga, actualmente en cartel en cines. La película de 20th Century Studios, una división de la compañía Walt Disney, está nominada a cuatro Premios Oscar, incluido el de Mejor Película, y se posiciona como la cuarta más taquillera en todo el mundo y la octava en Latinoamérica.

En la película se revela un nuevo rincón del planeta Pandora rodeado por los mares circundantes, donde vive la comunidad Metkayina en convivencia estrecha con especies animales y vegetales cautivantes.

¿Cómo se puede apoyar el propósito de protección de estas 10 especies marinas? La iniciativa invita a los usuarios a ingresar al sitio «Mantengamos nuestros océanos increíbles», donde pueden crear su propia criatura oceánica inspirada en Avatar, hasta el 31 de julio de 2023. Por cada criatura creada en el Océano Virtual de Pandora, Disney donará 5 dólares a The Nature Conservancy, hasta alcanzar 1 millón de dólares, para que logren su objetivo global de proteger el 10% del océano para el año 2030. Con la misión de conservar la Tierra y las aguas de las que depende toda vida, la organización ya ha protegido más de 930.000 km2 de océanos en los últimos 40 años.

La actriz Zoe Saldaña en una ecena de la segunda parte de Avatar,
recientemente estrenada en los cines argentinos. Foto: Avatar – Disney.

Las diez especies en peligro que se pueden proteger con esta campaña: 

Ballena azul: es el animal más grande del planeta y está en peligro de extinción. Migra de regiones como Alaska a Costa Rica, y sus poblaciones residen en el norte del Océano Índico, en las afueras de Australia y Nueva Zelanda. Las ballenas son importantes para un océano productivo y saludable, ya que distribuyen nutrientes a través de las aguas, mientras se alimentan y migran.

Ballena beluga: se encuentra bajo gran amenaza de extinción. Habita en aguas de Alaska, Canadá, Groenlandia, Noruega y Rusia. Son criaturas altamente sociales que se comunican vocalmente y generalmente viven en pequeños grupos conocidos con el nombre de pods.

Beluga, también conocida como ballena blanca, es muy sociable y vive en pequeños grupos. Foto: Avatar – Disney.

Manatí: las tres especies de manatíes -el africano, el americano y el amazónico- están en peligro. Habitan en áreas costeras pantanosas poco profundas y en los ríos del Mar Caribe, el Golfo de México, la cuenca del Amazonas y en África Occidental. Los manatíes son mamíferos longevos y están estrechamente relacionados con el elefante y el oso hormiguero. Se alimentan de una amplia variedad de vegetación sumergida, emergente, flotante y costera.

Mantarraya: la especie de mantarraya de arrecife se encuentra en estado de vulnerabilidad y la mantarraya oceánica está en peligro de extinción. Se encuentran en todo el mundo, en aguas tropicales, subtropicales y templadas. Se alimentan por filtración, lo que significa que nadan con la boca bien abierta, gracias a lo cual atraen plancton y kril. Tienen la mayor proporción de cerebro en relación al cuerpo de todos los peces vivos y presentan una alta función cognitiva, también presente en los delfines, primates y elefantes.

Pez loro: varias de las múltiples especies se enfrentan a una extinción localizada. Se encuentran en los arrecifes de los océanos Índico y Pacífico. Los peces loro son criaturas tropicales coloridas que viven en los arrecifes de coral. Se alimentan de algas y corales. El sistema digestivo de los peces loro, que incluye más dientes dentro de sus gargantas, descompone los trozos de coral en arenas blancas que forman hermosas playas. Este proceso de bioerosión ayuda a controlar las algas y crea nuevas superficies para que los corales bebés se adhieran y crezcan.

León marino: hay múltiples especies en peligro de extinción. Los leones marinos se pueden encontrar a lo largo de las costas e islas, desde el subártico hasta en aguas tropicales, disfrutando particularmente de las costas arenosas o de las rocas junto al océano.

Tortuga carey: en peligro crítico de extinción. Viven en aguas costeras tropicales y subtropicales de 82 naciones. Los centros de población más grandes están en el Mar Caribe, las Seychelles, Indonesia y Australia. Si bien esta tortuga vive parte de su vida en mar abierto, pasa más tiempo en lagunas poco profundas y arrecifes de coral. Comen esponjas que crean espacio para que crezcan los corales. Mantienen a raya a las poblaciones de medusas y se alimentan de muchos invertebrados. Es una de las criaturas más antiguas de la Tierra, ya que la tortuga existe desde hace más de 100 millones de años.

Tortuga carey, vive en grandes corales y ayuda al ecosistema. Foto: Avatar – Disney.

Tiburón ballena: está en peligro de extinción y las áreas comunes de congregación incluyen el Arrecife Mesoamericano, la Costa de África Oriental, el Golfo de California y el Triángulo de Coral. El tiburón ballena es el tiburón más grande y el pez vivo más grande de la actualidad. A pesar de su tamaño gigantesco, a menudo se denomina «gigante gentil». Se alimenta de plancton y viaja largas distancias para encontrar comida y mantener su enorme tamaño. Su coloración con manchas blancas lo hace fácil de distinguir. Los tiburones ballena son un gran atractivo para los turistas y son populares entre los buceadores en los sitios en donde se juntan. 

Manglar: son ecosistemas en peligro de extinción, compuestos de aproximadamente 70 especies. Los bosques de manglares alguna vez cubrieron más de 32 millones de hectáreas de costa, pero solo quedaron 13,8 millones de hectáreas en 2016. Se pueden encontrar en más de cien países y territorios en las regiones tropicales y subtropicales del mundo. Los manglares brindan hábitat y refugio a más de 3.000 especies de peces, pueden almacenar de 3 a 5 veces más carbono por área que los bosques tropicales de tierras altas y brindan medios de subsistencia a más de 120 millones de personas. 

Coral cuerno de ciervo: se encuentra en peligro crítico en el Caribe. Este coral pétreo ramificado varía desde unos pocos centímetros hasta más de dos metros de largo y alto. Como la mayoría de los corales, el cuerno de ciervo tiene una relación simbiótica con las algas zooxantelas, lo cual le proporciona un espacio vital protegido y los compuestos necesarios para la fotosíntesis a cambio de nutrientes. Son uno de los corales más importantes en términos de su contribución al crecimiento de los arrecifes y al hábitat de la pesca.

La campaña «Mantengamos nuestros océanos increíbles» no solo promueve la protección de estas especies y sus hábitats, sino que además extiende su alcance a todas las comunidades nativas que habitan en torno a los océanos y en fuerte conexión con ellos, haciendo énfasis en la importancia de conocer, educarse y tomar conciencia de lo esencial que es la biodiversidad oceánica para la vida humana.

Disney tiene una larga trayectoria de emprendimientos de protección de los océanos y de la vida marina. Desde sus objetivos ambientales para 2030, que incluyen esfuerzos para minimizar las emisiones de gases de efecto invernadero, la obtención de alimentos marinos sostenibles y la inversión en la protección de cuencas marinas, hasta la financiación y experiencia para la protección de la biodiversidad a través del Fondo para la Conservación de Disney (DCF).

Hasta la fecha, el DCF ha destinado más de 120 millones de dólares a nivel global (superando los 15 millones de dólares en Latinoamérica) para apoyar a las organizaciones sin fines de lucro que trabajan en todo el mundo para salvar la vida silvestre, inspirar acciones y proteger al Planeta. Casi 20 millones de dólares de esos fondos fueron proporcionados a programas que benefician a la vida marina, a las comunidades y a los océanos de los que todos dependemos.

Acerca de Avatar: el camino del agua

Ambientada más de una década después de los sucesos que tuvieron lugar en la primera película, Avatar: el camino del agua narra la historia de la familia Sully (Jake, Neytiri y sus hijos), el peligro que los persigue, los esfuerzos que hacen para mantenerse a salvo, las batallas que libran para seguir con vida, y las tragedias que sobrellevan. Dirigida por James Cameron, el filme está protagonizado por Sam Worthington, Zoe Saldaña, Sigourney Weaver, Stephen Lang, Cliff Curtis, Joel David Moore, CCH Pounder, Edie Falco, Jemaine Clement, Giovanni Rabisi y Kate Winslet.

Avatar, el camino del agua, del cine a la acción proteccionista. Foto: Avatar – Disney.