Argentina vence a Colombia y renueva sus opciones para el Mundial de Polonia

Por Rodrigo Acuña

La selección argentina reaccionó al igual que cuando se encontró en problemas en la fase de grupos del Sudamericano Sub-20 de Chile y superó (1-0) a la de Colombia gracias a un golazo de Julián Álvarez de tiro libre directo, cuando más lo necesitaba. El resultado la devuelve a la pelea por conseguir un visado para disputar la Copa del Mundo en Polonia.

Argentina comenzó con mucha intensidad el compromiso, válido por la segunda fecha del hexagonal final del torneo juvenil. El primer cuarto de hora de partido cargó con todo sobre la zona defensiva del cuadro de Arturo Reyes. Adolfo Gaich mostró su mejor versión y Fernando Batista destacó la actuación del jugador de San Lorenzo tras el encuentro: Adolfo es un jugador que todo entrenador quiere porque no da ninguna pelota por perdida, tiene buen juego aéreo y genera situaciones”.

Argentina encontró un combinado colombiano sin la solvencia defensiva que había mostrado frente a Brasil. Gonzalo Maroni y Gaich lo aprovecharon para complicar al arquero Kevin Mier. La oportunidad más clara para los cafeteros en el primer tiempo corrió por cuenta de Rivaldo Correa, quien no pudo ajustar un remate de cabeza para batir a Manuel Roffo.

Al buen momento argentino en O’Higgins le faltaba un gol que le diera la tranquilidad al equipo y al entrenador: “tenía esa sensación después de los primeros quince minutos, que me provocaba miedo a no llevarnos nada como me pasó en algunos partidos de la primera fase”.

El respiro llegó en el cierre del lapso inicial, cuando el delantero de River, Julián Álvarez, tomó un balón detenido y rompió la igualdad con una ejecución sensacional que no encontró respuesta en el arquero de Atlético Nacional de Medellín. “Generalmente todos los entrenadores entrenan pelota parada y son las veces que menos salen pero hoy nos tocó y salió perfecta”, comentó Fernando Batista después del juego.

En el segundo tiempo el equipo argentino mantuvo el envión anímico y ahogó a los colombianos, imponiendo su ritmo. No obstante, al no poder anotar un segundo gol que brindara tranquilidad, y con un Roffo más dubitativo que de constumbre, con varias salidas en falso, Argentina debió sufrir su falta de eficacia como es habitual. ‘Bocha’ Batista explicó que “como entrenador, me gustaría en algún momento poder estar más tranquilo, pero estaría más preocupado si no el equipo no generase situaciones, porque se entrena para eso. Esto es fútbol y en algún momento quizás se pueden abrir esas posibilidades”.

Cuando el árbitro peruano Diego Haro finalizó el encuentro terminó el suplicio. Batista marcó que “cuando no podíamos jugar, teníamos que correr todos, había que luchar, tener actitud. Y los chicos lo hicieron”. El próximo desafío para la selección argentina llegará este lunes frente a Venezuela, en la misma cancha.

El Cafe Diario punto com

Medio cooperativo. Periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *