Alan Brandi, el campeón argentino de futsal nacido en España

Por Guillermo Tagliaferri (guilletaglia60@gmail.com)

Edición: Florencia Romeo (florenciaromeo06@gmail.com)

La Selección Argentina de futsal acaba de coronarse campeón de la Copa América, al superar en la final a Paraguay por 1 a 0, en Asunción. El autor del gol argentino fue Alan Brandi, una de las figuras del equipo nacional y también de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS), la poderosa competencia de España.

Ratificando su capacidad y calidad, Brandi recibió un pase largo del arquero Nicolás Sarmiento, dominó el balón con un gesto técnico, remató al arco, hubo un rebote y en su nuevo intento convirtió el festejado gol en el Arena SND

Argentina había iniciado su participación en esta edición de la Copa América superando a Bolivia 2 a 1 y a Perú 4 a 1 y empatando con Paraguay 3 a 3, para finalizar en el segundo puesto, por diferencia de gol, del Grupo B.

En la semifinal igualó con Brasil 3 a 3 en un partido electrizante y emotivo. Y luego se impuso en el desempate por penales (2 a 1) para acceder a la final ante el local Paraguay. El gol de Brandi posibilitó la obtención de este certamen continental por tercera vez en el historial.

Alan Brandi, figura, goleador y campeón representando a la Selección Argentina. (Foto: AFA).

España en el documento, Argentina en la pasión

Brandi, de 34 años, tiene una historia particular. Nació en Las Palmas de Gran Canaria, el 24 de noviembre de 1987, y vivió toda su vida en España. ¿Por qué representa a Argentina? El deportista le respondió a El Café Diario: «Aunque nací en España, me crié con las costumbres argentinas. Toda mi familia es de Argentina. Siempre sentimos el fútbol y a la Selección con mucha pasión, y todo eso hizo que yo me decantase desde chico por Argentina. Mis preferencias en los Mundiales eran primero Argentina y después España».

San Martín, en la provincia de Mendoza, es el origen de su padre y la ciudad Buenos Aires, el de su madre. Explica Brandi que «decidieron emigrar a España tres años antes de que yo naciera. Desde chiquito siempre tuve contactos con Argentina porque allá estaba toda mi familia. Mis padres fueron los primeros en emigrar y después poco a poco vino detrás toda la familia. Durante mi infancia solíamos ir de visita una vez al año a la Argentina».

Como sucede con muchos jóvenes deportistas, en todo el mundo, Brandi comenzó a involucrarse seriamente en la actividad competitiva a la par de su carrera universitaria. Mientras cursaba periodismo en la Universidad Complutense de Madrid (UCM) jugaba en su equipo de futsal. 

Materias cursadas y exámenes se intercalaban con goles y destrezas en las canchas de futsal. Y Brandi fue fichado por Club Inter Fútbol Sala, ubicado en el municipio madrileño de Torrejón de Ardoz, para vivir su primera consagración al conquistar el ascenso al torneo de Tercera División. 

Santiago Futsal, club de Santiago de Compostela, fue su nueva escala. Y a partir de ahí explotó su trayectoria ascendente, siendo elegido el Jugador Revelación de la Liga Nacional de Fútbol Sala en su temporada bautismal.

Cruzó las fronteras españolas y salió tres veces campeón con Benfica en Portugal, y con Luparense en Italia, donde también jugó en Acqua e Sapone. De regreso en España, contratado por Jaén Paraíso Interior  en 2017, conquistó la Copa de España. 

Alan Brandi juega en Jaen desde hace cinco años. (Foto: Jaen Fútbol Sala).

La Selección Argentina y el primer título mundial

Tantos éxitos cruzaron el Océano Atlántico y Alan tuvo su convocatoria a la Selección Argentina en 2015. Al año siguiente se erigió en una pieza importante del equipo que se coronó por primera vez campeón del mundo, en el certamen desarrollado en Colombia, aportando dos goles en la victoria 5 a 4 ante Rusia en la final. 

Desde entonces es un permanente convocado al seleccionado celeste y blanca. El año pasado integró la Selección subcampeona en el Mundial disputado en Lituania y fue el máximo goleador del equipo con 5 tantos anotados. 

Brandi: «El momento más emocionante de mi carrera»

Salir campeón del mundo con Argentina dejó una gran huella en Brandi. «Sin dudas es el momento más emocionante de mi carrera. Todavía me cuesta creer que saliésemos campeones del mundo, que es la aspiración máxima de cualquier jugador. Tengo muchísimos recuerdos, y casi todos buenos. Pero me quedo con que un mes antes pasé un momento personal muy malo y después conseguí cumplir el mejor sueño posible», señala.

El zurdo que ocupa el puesto de pivot resalta que «en España el nivel del futsal es muy alto porque hay mucha tradición en este deporte desde hace muchos años. Por eso los mejores jugadores quieren venir a jugar este campeonato. Mi equipo, Jaén, todas las temporadas se tiene que reinventar, sobre la base de mucho sacrificio porque los presupuestos de otros clubes son mayores, para pelear por los primeros puestos». 

«De Portugal, me quedo con la pasión con la que sus hinchas viven al Benfica. De Italia, con las dificultades que pasé para adaptarme al campeonato y acabar ganando el título. Fue el premio a una temporada difícil. Y de España me quedo con la profesionalidad del campeonato y la dificultad, porque para mí es la mejor y más competitiva liga del mundo», resalta.

El periodismo puede esperar

Por el momento el futsal le gana al periodismo. Dice Brandi: «Me licencié en 2013 y durante los cinco años de carrera estuve ejerciendo la profesión, haciendo prácticas en el diario ‘El Mundo’. Después, cuando empecé a jugar al futsal profesionalmente hice algunas colaboraciones y escribo algún artículo de vez en cuando, pero hasta que no deje este deporte no podré retomar mi trabajo como periodista`».