Adriana Metz: «El encuentro de un nieto es una noticia que recorre el mundo»

Por Inés Tiphaine (chinisst@gmail.com)

Edición: Florencia Romeo (florenciaromeo06@gmail.com)

El 22 de octubre es una jornada significativa para los Derechos Humanos en la Argentina: es el Día del Derecho a la Identidad, el aniversario de la creación de Abuelas de Plaza de Mayo y el cumpleaños de su presidenta, Estela de Carlotto. Dado que el año pasado no hubo acto alguno, esta vez sí hubo un gran encuentro del que participó Adriana Metz, una activa colaboradora de la entidad quien, entrevistada por El Café Diario, dio detalles de las últimas campañas de difusión y búsqueda emprendidas por Abuelas.

Adriana Metz, hija de desaparecidos, colaboradora de Abuelas de Plaza de Mayo,
sigue buscando a su hermano nacido en 1977 en cautiverio.

«Durante la pandemia arrancamos con la campaña Plantamos Memoria, para plantear que lo que no se recuerda se corre el riesgo de repetir, como es el terrorismo de Estado. En esta ocasión presentamos la continuidad de aquella campaña, que es Florece Identidad», explicó Metz.

Tiempo de reencuentros

El lanzamiento de la nueva campaña para buscar y convocar a los nietos –hijos de desaparecidos que fueron apropiados durante la última dictadura y desconocen su identidad– se realizó en el patio de la Casa de las Abuelas de Plaza de Mayo en la ex ESMA. Fue una fiesta de reencuentro de las Abuelas, nietos, hermanos, amigos e integrantes de diferentes organismos de derechos humanos, que hasta tuvo una torta para festejar los 91 años de Estela de Carlotto.

El objetivo de la campaña «Florece Identidad» creada por las Abuelas de Plaza de Mayo es visibilizar, una vez más, la búsqueda de los cerca de 300 nietos y nietas que aún falta encontrar. «Sólo con el ejercicio colectivo de la memoria florecerá la identidad de quienes aún viven sin conocer la verdad sobre su origen», sostuvieron desde Abuelas.

La nueva campaña de difusión de las Abuelas de Plaza de Mayo es ‘Florece Identidad’.

Una de las propuestas de la campaña fue crear pétalos de diversos tamaños, formas y colores para «construir colectivamente flores que nos inviten a pensar en nuestra identidad quienes somos, de dónde venimos, que hacemos y hacia dónde vamos».

Una búsqueda que no se detiene

Adriana Metz es hija de Graciela Alicia Romero y Raúl Eugenio Metz, ambos militantes barriales, secuestrados el 16 de diciembre de 1976 y desaparecidos desde ese día. Pero no sólo ellos, hay otro eslabón que falta en su historia, que resume los años trágicos de la Argentina: «Al momento del secuestro mi mamá estaba embarazada de cinco meses y gracias al aporte de sobrevivientes pudimos saber que mi hermano nació el 17 de abril de 1977 en el Centro Clandestino de Detención La Escuelita en la ciudad de Bahía Blanca». Por eso, cuando Adriana habla de campañas y búsquedas, sabe muy bien a qué se está refiriendo.

En diálogo con El Café Diario explica de qué tratan las campañas de difusión de Abuelas de Plaza de Mayo, entidad donde participa y trabaja codo a codo junto a las Abuelas.

¿Cuáles son los objetivos de la campaña ‘Plantamos Memoria’ y ‘Florece Identidad’ creadas por las Abuelas de Plaza de Mayo?

Las campañas de difusión de Abuelas siempre tienen como objetivo llegar a la mayor cantidad de personas, para que puedan saber que las Abuelas están en la búsqueda. Además de que los están buscando, estos nietos y nietas que tienen entre 40 y 45 años no están pudiendo ejercer su derecho a la identidad. Además, si tienen hijos y hasta nietos, ellos tampoco están pudiendo ejercer su derecho a la identidad.

¿Cómo es esa búsqueda en la actualidad? Porque seguramente con el tiempo ha ido cambiando la modalidad.

La búsqueda que en un principio se hacía de manera detectivesca, hoy es a partir de la difusión y de las campañas en las redes sociales y en todos aquellos medios que nos den espacio para contar lo que es la búsqueda y qué es lo que implica esto de buscar, después de cuarenta años.

¿En qué consiste la campaña ‘Plantando memoria’?

Pensamos que es más que una frase, es el planteo de que lo que no se recuerda se corre el riesgo de repetirlo. El terrorismo de Estado debe ser condenado independientemente de los años que hayan pasado del golpe cívico-militar-eclesiástico en nuestro país. «Plantamos Memoria» fue parte de una campaña de concientización, de entender que nos plantamos ante esto que pasó y no queremos que vuelva a pasar.

Además de que los están buscando, estos nietos y nietas que tienen entre 40 y 45 años no están pudiendo ejercer su derecho a la identidad»

Adriana Metz

Y ahora se suma ‘Florece Identidad’.

Podría decirse que es la continuación botánica, porque además de plantar memoria necesitamos que florezca la identidad. Esos son los ejes de las campañas de difusión de Abuelas.

¿Cómo viven el hallazgo de un nieto o nieta?

La noticia de encontrar un nieto o una nieta alegra no sólo a quienes buscan, sino que a gran parte de nuestro país y del mundo y automáticamente se convierte en una noticia que recorre el mundo, tiene gran trascendencia.

Adriana Metz: «Esta efeméride es un hito significativo»

¿La creación del ‘Día Nacional del Derecho a la Identidad’ puso en agenda a las identidades que nos faltan reconocer?

Las búsquedas de las Abuelas arrancaron en plena dictadura y no siempre del todo acompañadas como en la actualidad. Arrancaron prácticamente en soledad. Pero el hecho de que el Estado haya establecido al 22 de octubre como ‘Día Nacional de Derecho a la Identidad’ es un hito significativo.

El pétalo de cartulina que hizo Estela de Carlotto, como parte de la campaña ‘Florece Identidad’.

¿En qué ayuda una efeméride?

Hay mucha gente que no sabe de qué se trata el Derecho a la Identidad, de ahí la importancia de que ahora sea una fecha que se nombre dentro de las escuelas en los primeros años. Las personas que hoy en día se acercan a Abuelas lo hacen porque lo escucharon en algún lado. Y más de un adulto que no se anima a hacerlo es impulsado por el niño o niña que se enteró en la escuela.

Es una forma de que el Estado se haga cargo de lo sucedido.

Sí, es una manera de reafirmar que el terrorismo de Estado fue terrorismo de Estado y que fue el Estado, precisamente, el que colaboró con el plan sistemático de apropiación de menores. Es sumamente importante que se haga cargo, que la búsqueda no es sólo de las Abuelas.

Colaborar en la búsqueda es otra forma de hacerse cargo por parte del Estado.

Las Abuelas tienen una misión puntual que es la de encontrar a sus nietos, pero en realidad esto es una búsqueda colectiva, no es sólo de las Abuelas y los familiares, lo es también del Estado. Tiene que hacerse cargo el Estado, quien fue el que participó en la apropiación de bebes y tiene que ayudarlos.