A 40 años de Malvinas, un homenaje fotográfico en la Feria Internacional del Libro 

Por Guillermo Tagliaferri (guilletaglia60@gmail.com)

Edición: Florencia Romeo (florenciaromeo06@gmail.com)

Este año se cumplen cuatro décadas de la Guerra de las Malvinas, un hecho que impactó fuerte a los argentinos en abril de 1982. El reconocido y prestigioso reportero gráfico Rubén Digilio estuvo, hace cuatro años, haciendo una cobertura en las Islas y ahora seleccionó 53 de sus fotos y las publicó en un libro, titulado “En mis ojos, Malvinas”.

Mientras aguarda la presentación oficial de su obra, Digilio tiene un espacio en la Feria Internacional del Libro donde expone algunas, 25 para ser exactos, de las fotos captadas durante su estadía en las Islas Malvinas

Cuatro fotos, del Cementerio inglés de las Islas Malvinas, expuestas en la Feria del Libro. Foto: Guillermo Tagliaferri.

El momento de dar a conocer el libro será hoy, domingo 15 de mayo, a las 20.30, en la Sala Rodolfo Walsh, del pabellón amarillo del predio de La Rural. 

Vestigios de la guerra, vida cotidiana y fauna

¿Cómo surge la idea del libro?

Al cumplirse cuarenta años de la guerra, seleccioné fotos de una muestra que vengo exponiendo estos últimos tiempos en distintos sitios del país. Y armamos este libro, bilingüe con traducción al inglés, que tiene prólogo escrito por Marina Aizen, la periodista con quien compartí el viaje a Malvinas, enviados por la revista Viva, en 2018.

Las fotos abarcan distintas temáticas…

Decidí dividir la muestra en tres partes: Vestigios de la guerra, Vida cotidiana y Fauna. La intención fue reflejar el impacto de la guerra, mostrar la vida en Puerto Argentino, un pueblo tranquilo que tiene una población de 1500 habitantes y que de golpe recibe a 3000 turistas que bajan de un crucero. Y la fauna, que es muy rica y variada y no deja de sorprender. 

Fauna en las Islas Malvinas. Fotos de la muestra y que aparecen en el libro de Digilio.
Foto: Guillermo Tagliaferri.

Un fuerte impacto emocional

¿Qué sensación tuvo al pisar ese territorio tan sensible para los argentinos?

Cuando fue la guerra, yo era dibujante proyectista, la fotografía llegó después, a fines de la década del 80. Y en ese entonces colaboraba con el Fondo Patriótico, que juntaba ropa y plata para los soldados argentinos. Yo donaba parte de mi sueldo para ellos. Jamás hubiese imaginado que treinta y seis años después iba a estar en Malvinas, quizás por eso cuando bajé y lo primero que vi fue la bandera inglesa se me produjo un frío tremendo por adentro. 

¿Y cómo se sintió en los días siguientes?

Fuimos invitados por la Embajada de Gran Bretaña y en el recorrido estaba el cementerio británico. Salimos del itinerario y fuimos también al cementerio argentino. Quedé shockeado y por única vez en mi vida estuve sin poder sacar fotos, estaba paralizado y sin saber cómo empezar. De hecho, la foto en que estoy sentado frente a las cruces la sacó la periodista, Marina. Estuve un largo rato sin poder hacer nada. 

Rubén Digilio y algunas fotos impactantes de los vestigios de la guerra de Malvinas. Foto: Guillermo Tagliaferri.

¿Qué le resultó más impactante?

Sobre todo, dos imágenes en los campos de batalla, en las afueras de Puerto Argentino, donde quedaron marcas de la guerra: ver los cañones en una trinchera, y una zapatilla Flecha de algún combatiente argentino tirada. Me mataron, son cosas que te pegan fuerte por todos lados.