Terapias online, la salud a través de las redes

La licenciada Sandra Ojman narra su experiencia al implementar las terapias psicológicas virtuales.

Mujer joven con celular

Mujer joven con celular

Por Pablo Kulcar

La licenciada en Psicología Sandra Ojman, de 56 años, entiende que hoy existe no sólo una intensificación de los tiempos que las tareas nos deparan, sino también la transformación de un contexto digital que invade todos los estratos. Por ello comenzó a trabajar en la idea de plataformas de consultas terapéuticas online.

La empleabilidad de las personas, es decir, su capacidad para conseguir o retener un trabajo, está directamente ligada a su adaptación al cambio, única premisa salvadora.

La propia Ojman nos explica que la visión de esta realidad le impuso a ella misma imaginar cómo construir su propia adaptación. Esto parecía algo contradictorio ya que una terapia necesita de la presencia, los gestos, las pausas y de un determinado contexto. Pero los métodos tradicionales se están agotando, los tiempos y las distancias a recorrer son cuestiones que en una terapia se tornan a veces engorrosas.

El desarraigo, motor de nuevas terapias

Después de realizar un curso en ‘Digital House’ logró lanzar su propia plataforma ofreciendo servicios profesionales a través de Skype o WhatsApp. Este sistema es muy utilizado por personas que se ven obligadas a vivir en el exterior y deben construir un tiempo de adaptación. Ya sea por tareas laborales o personales, el desarraigo es generador de síntomas que pueden atentar contra todo el proyecto, inclusive el familiar.

En el caso de los argentinos radicados en el extranjero, ciertas situaciones son causa frecuente de estrés y buscan alivio o solución con terapias que se desarrollen en su propio idioma, con terapeutas que entiendan la idiosincrasia y la cultura del paciente.

Sesiones más largas y tratamientos breves

Si bien las consultas psicológicas clásicas a través de videoconferencias no son una novedad, Ojman desarrolló un sistema de atención en el que las sesiones duran 60 minutos, es decir que son más extensas que las usuales, e incluye la posibilidad de seleccionar entre varios profesionales. Éstos desarrollan un protocolo terapéutico ideado por ella misma.

El tratamiento está pensado para que sea breve, “se basa en el psicoanálisis, con foco en lo situacional, ya sea relacionado a lo vincular, o a circunstancias que generen estrés o ansiedad, y las sesiones pueden ser llevadas a cabo desde el smartphone”, aclara.

La nueva plataforma permite realizar las sesiones desde el smartphone.

Si bien le aconsejaron que incorpore programadores y especialistas a su emprendimiento, considera que pudo dejar de pensar en analógico para hacerlo en digital. Esto es tener capacidad de crecimiento: “Una cosa es tener la certeza de una idea y otra es hacer que ésta sea realizable y represente un trabajo, de la misma manera que lo fue para mí sentarme a hablar con el mundo tecnológico, porque es difícil hacerse entender y saber qué pedir cuando se desconoce el tema”.

Y agrega que “dado los cambios de paradigmas de la era actual, es fundamental dejar de lado ciertos prejuicios. La forma de trabajar cambió y también las oportunidades, porque el mundo está a veces tan lejos y tan cerca, a sólo una pantalla de distancia“.

La profesión en la era de la globalización

Actualmente la Lic. Ojman está enfocada en terapias psicológicas destinadas a empresas con empleados en el exterior. “La globalización profundiza el intercambio y exige repensar nuestras profesiones para poder seguir ejerciéndolas”, dice. Las aplicaciones, a su entender, son soluciones a problemas actuales; con esta terapia se construye un espacio entre médico y paciente que es virtual pero real a la vez.

Ojman agrega que “aunque uno pueda pensar que la comodidad es una barrera que desaparece al no tener que enfrentar al terapeuta personalmente, estos pacientes son genuinos, es decir, buscan este tipo de mecánica ya sea por la distancia, o porque muchas veces son discapacitados a los que les cuesta movilizarse. No es lo mismo conectarse que comunicarse, pero son nuevas herramientas tecnológicas que buscan dar respuesta a los viejos problemas de las relaciones humanas”.

Sandra Ojman es Lic. en Psicología (UB), MN 12.406. Fundadora de ConsultaOnline.net

¡Seguínos y tomáte un café diario con nosotros!
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *