Los negocios y la pasión se devoran al fútbol

Li Yong Hong, millonario exdueño del Milan, ha desaparecido tras quebrar economicamente, dejando en grandes problemas al club rossonero.

El sueño de YongHong Li en Milán se quebró y hoy está desaparecido y en bancarrotafoto

El sueño de YongHong Li en Milán se quebró y hoy está desaparecido y en bancarrotafoto

Por Joaquín Roffé

En abril de 2017, después de 31 años con la familia Berlusconi al frente, el AC Milan de Italia fue comprado por el empresario de origen chino Li Yong Hong debido a la crisis financiera y futbolística que el club atravesaba.

Tras casi dos años en los cuales el Milan no levantó cabeza, Yong Hong decidió acudir a Elliot Managment, un fondo buitre (el mismo con el que Argentina tuvo problemas años atrás). Se gastaron fortunas en jugadores que no rindieron y el club volvió a entrar en crisis a mediados de 2018.

Yong Hong quebró, y al no poder pagarle al Elliot Managment la deuda, terminó cediéndole el control del club. Por estos días, un fondo buitre es dueño de uno de los clubes más importantes del mundo.

El sueño de Yong Hong Li en Milán se quebró y hoy está desaparecido y en bancarrota.

Hoy el fútbol es un gran negociado. Menos los hinchas, participan todos. Etimológicamente hablando negocio significa sin ocio, es decir, hacer algo a cambio de una recompensa. Por otro lado la palabra juego (lo que era fútbol en sus principios) surge de iocus, broma en latín. Hoy el fútbol ya no es un juego, y en gran parte se debe al exceso de pasión.

La palabra pasión viene de padecer, de sufrir. Alejandro Dolina, escritor y comunicador argentino, piensa que hay que tomar el sentido literal de la palabra, es decir vincularla al padecimiento y no a algo bueno necesariamente. Para los antiguos no era algo bueno sino algo que debía ser curado.

El fútbol es hoy en día una mezcla entre pasión y negocios que de juego ya no tiene nada. Usualmente, se escucha gente que dice “hay que volver al potrero” o “en el amateurismo había más belleza”. La palabra amateur tiene su raíz en amor. Sin duda muchos futbolistas aman jugar y muchos hinchas aman a sus equipos, pero ¿Ama al fútbol la gente que lo maneja?

Eduardo Galeano se preguntó alguna vez “¿tiene el fútbol la culpa de los crímenes que en su nombre se cometen?”. Seguramente el fútbol es inocente y los culpables sean los dueños de la pelota, los peces gordos. Es una más de las pasiones humanas que el poder utiliza como instrumento para manipular y alienar a la gente.

La diferencia entre negociado y negocio es que el primero es ilícito. Comprar o vender a un jugador es un negocio. Sin embargo hoy en día el futbol tiene mucho de ilícito; por ejemplo, por la designación de Qatar como sede del mundial 2022 hay muchos miembros de la FIFA presos porque los sobornaron para elegir dicha sede. Un ejemplo de negociado en nuestro fútbol son los conocidos casos de técnicos que les cobran a los jugadores para jugar en su equipo o de representantes que usan a la selección como vidriera para exhibir a sus jugadores.

El fútbol comenzó siendo un juego; luego, se transformó en un espectáculo y así en negocio. Hoy es más negociado que negocio. Debido a la corrupción el juego, el disfrute, lo amateur, quedó lejos en el tiempo. Años atrás era impensado que un fondo buitre pudiera llegar a ser dueño de uno de los equipos más importantes del mundo. ¿Podrá el fútbol volver a ser un juego?

¡Seguínos y tomáte un café diario con nosotros!

2 thoughts on “Los negocios y la pasión se devoran al fútbol

  1. Joaco !! felicitaciones , me encanta el tono de la nota .un abrazote y exitos !!y si , los fondos BUITRES se adueñan de clubes , de paises , de personas y ayudados por los Buitres de adentro que los hay y en abundancia .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *