Erica Figueroa: “La jefa soy yo”

Hace 4 años que Erica Figueroa es comisaria en 9 de Julio, ciudad del oeste bonaerense. Cómo hizo para llegar a ese puesto, con qué prejuicios sociales debe enfrentarse y cuáles son sus metas, es lo que nos cuenta en esta nota.

La comisaria Erica Figueroa

La comisaria Erica Figueroa

Por Lola López Quai 
Lola.elcafediario@gmail.com

Primero se hizo cargo de la Oficina de Violencia de Género y luego fue la responsable de crear la Comisaría de la Mujer en 2015. Y de ahí, se convirtió en la Comisaria de 9 de Julio, ciudad donde por primera vez una mujer ocupa ese cargo. Erica Figueroa, de ella hablamos, recibió a El Café Diario en su despacho de la comisaría, donde nos contó los detalles de su trabajo.

No es común que en una comisaría haya una Comisaria…

Es cierto y me siento orgullosa de ser parte de este cambio.

¿Hace cuánto?

Hace 4 años que estoy a cargo de la Estación de Policía Comunal de 9 de Julio. Pero 23 que entré a la Policía y le digo algo…

La escucho.

En esa época, la mujer ni siquiera podía ser abanderada…

Epa, ¿no podía llevar la bandera?

No, ni ser parte de la cúpula policial mientras que hoy tenemos jefas y es común ver mujeres policías en todos los ámbitos.

Soy muy selectiva a la hora de elegir a dónde ir porque considero que la imagen institucional es muy importante”

¿Qué ocurrió para que esto fuera posible?

La sociedad cambió y, en mi caso particular, el Intendente y el Jefe Comunal de la Policía, José María Vázquez confiaron en mí.

¿Hay otras mujeres en puestos clave en la ciudad?

Sí, la jefa de Patrulla Rural y las jefas de la Comisaría de la Mujer.

¿Cuáles son hoy sus tareas como comisaria de 9 de Julio?

Varias. Desde controlar el personal a cargo hasta velar por la seguridad de esta ciudad, tarea que se realiza junto con el Jefe Comunal. Todo debe funcionar correctamente de forma aceitada y en conjunto.

En su vida social, ¿hay quienes se sienten intimidados por su presencia?

No creo. Pero sí soy muy selectiva a la hora de elegir a dónde ir porque considero que la imagen institucional es muy importante.

Pero por ejemplo, si usted está en una fiesta y dos personas se agarran a las piñas, ¿tiene que intervenir aunque esté como invitada?

Nunca me pasó pero sí, corresponde que intervenga en un caso de ese tenor.

Los obstáculos son parte del juego. Para mí, superarlos significa estar viva”

¿Qué barreras tuvo que enfrentar para ser comisaria?

No creo haber tenido barreras. Me parece que lo importante es ponerse una meta y pelear limpio por ella.

¿Ese fue su caso?

Sí. Los obstáculos son parte del juego. Para mí, superarlos significa estar viva.

Me imagino, entonces, que disfruta de su trabajo…

Mucho y todo lo que toca. Desde la adrenalina de un allanamiento hasta el trabajo diario. Todo hace al quehacer de un policía.

¿Y qué es lo más difícil?

Cuando hay que hacer que el otro entienda que la jefa soy yo.

A algunos hombres todavía les cuesta…

Y sí, pero el mundo cambió.

¡Seguínos y tomáte un café diario con nosotros!
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *